Conecta con nosotros

Latinoamericanas

El éxodo de venezolanos por la crisis pone a prueba la hermandad con Colombia

Published

on

EFE

Los vecinos de Cúcuta atribuyen a los inmigrantes venezolanos el aumento de la inseguridad, la escasez de empleo para los ciudadanos locales, incremento del trabajo informal y saturación hospitalaria.

CÚCUTA. La ciudad colombiana de Cúcuta ha sido siempre sinónimo de hermandad e integración con Venezuela por su privilegiada situación en la línea de frontera, pero la avalancha de personas que llega a diario para escapar de la crisis del país vecino amenaza esa convivencia.

Esta ciudad, capital del departamento de Norte de Santander, es un punto de referencia para los venezolanos. Lo fue en las épocas de bonanza petrolera, cuando venían a Cúcuta a comprar a manos llenas, y lo es ahora que llegan con las manos vacías, muchos solo con lo puesto, en busca de una oportunidad de vida en Colombia o como escala para seguir a Ecuador o Perú.

El puente Simón Bolívar, que conecta a Cúcuta con San Antonio del Táchira, es testigo diario del paso masivo de ciudadanos venezolanos hacia Colombia, un flujo migratorio que comenzó a incrementarse en 2016 a causa de la escasez de alimentos, medicamentos y otros productos de primera necesidad en Venezuela.

“Nosotros no venimos con malas intenciones, pero no todos somos iguales”. José Ledezma, inmigrante venezolano.

Sin embargo, fue el año pasado cuando esa dinámica se alteró porque miles de venezolanos empezaron a cruzar la frontera con Colombia decididos a no volver ante el deterioro de la situación política y económica en su país, un éxodo que parece no tener fin y del cual los cucuteños empiezan a cansarse.

El enorme flujo de personas que cruzan la frontera repercute en la vida de los vecinos de Cúcuta, que atribuyen a los inmigrantes venezolanos el aumento de la inseguridad, la escasez de empleo para los ciudadanos locales, incremento del trabajo informal y saturación hospitalaria, entre otros problemas.

Ejemplo de ese malestar fueron las protestas de esta semana de los habitantes del barrio Sevilla contra la ocupación por unos 900 venezolanos del parque de la comunidad, transformado en un enorme e improvisado campamento llamado “Hotel Caracas”.

Marta González, una habitante del barrio, dijo a Efe que “no se podía ni salir a la calle” a causa de los hurtos, la prostitución, el consumo de drogas y hasta el acoso sexual que sufrían quienes atravesaban la zona.

“Les cobraban a las señoras de la tercera edad por dejarlas usar las maquinas del parque”, dijo a Efe Isabel Angarita, otra habitante de Sevilla.

A esa situación se llegó porque la mayoría de los inmigrantes, muchos de ellos colombianos que se fueron hace décadas del país o hijos suyos, no cuentan con recursos suficientes para pagar un hospedaje, por lo cual se apoderan de lugares públicos en los que acampan por las noches.

Desde hace meses en parques y andenes se ven colchonetas, sábanas que sirven de cortinas colgadas de árboles, fogones y ropa extendida, además de personas que hacen sus necesidades en espacios públicos y tuberías rotas que utilizan para poder acceder al agua.

Para poner orden, la Alcaldía y la Policía retiraron el pasado miércoles a 610 inmigrantes venezolanos que no tenían sus documentos en regla, a 130 de los cuales se les inició el proceso de deportación.

“Se encontraban 27 personas con pasaporte, que buscaban hacer tránsito hacia la frontera con Ecuador (…) a quienes se les alojará en un hotel de la ciudad y con Cancillería se buscará su traslado al sur del país”, manifestó el alcalde de Cúcuta, César Rojas.

El funcionario agregó que se les brinda ayuda “a otras 127 personas que buscarán su destino en otras partes del continente”.

Según un reciente informe de Migración Colombia, en el país hay 550.000 venezolanos y el flujo migratorio de personas de ese país se incrementó 110 % en 2017.

Los venezolanos que llegan para quedarse se dedican a los oficios más diversos, desde la albañilería o los servicios domésticos, hasta la v venta de todo tipo de productos en los semáforos o a lavar autos, pero también hay quienes pasan los días sin hacer nada porque no encuentran ocupación y recurren a la mendicidad.

“No todos los venezolanos son malos, hay gente a la que se le ven las ganas de salir adelante, de trabajar”, asegura González, quien sin embargo cree que la situación se ha prolongado demasiado tiempo.

Uno de ellos es José Ledezma, quien lleva seis meses viviendo en Cúcuta junto a su esposa y dos hijos, se gana la vida vendiendo recipientes plásticos y jamás han tenido que vivir en la calle.

Ledezma dice entender la molestia de la gente de Cúcuta y está de acuerdo en que “hagan esa limpieza porque eso se presta para muchas cosas malas”.

“Nosotros no venimos con malas intenciones, pero no todos somos iguales”, dice para explicar que algunos de sus compatriotas dedicados a delinquir les cierran las puertas a los que buscan oportunidades y añade: “Por uno pagan todos”.

Sin ocultar su decepción por el comportamiento de algunos compatriotas Ledezma reconoce que “otros venezolanos han venido a echar a perder las cosas”, y sobre los habitantes de Cúcuta sentencia: “Estamos agradecidos con ellos porque nos han colaborado mucho”.

Héctor Neira Rangel

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latinoamericanas

Casi 5,000 venezolanos asesinados en Latinoamérica tras ola migratoria

Published

on

EFE
Caracas.-La comisión especial de la Asamblea Nacional (AN/Parlamento) de Venezuela que investiga crímenes contra migrantes aseguró este martes que 4,918 venezolanos han sido asesinados en varias naciones de Latinoamérica en el marco de la ola migratoria que ha vivido el país petrolero en la última década, si bien la instancia no aclaró el periodo exacto del reporte de estos casos.

«Podemos decir que a la fecha tenemos 4,918 venezolanos y venezolanas que, lamentablemente, han sido asesinados en territorio colombiano, peruano, ecuatoriano y otros de la región», afirmó el presidente de esta comisión legislativa, Julio Chávez, en declaraciones al canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Chávez aseguró que cuentan con los datos de cada asesinato registrado y los nombres de las víctimas, así como la ubicación en la que tuvieron lugar los hechos, «lo que permite la posibilidad de elevar el caso ante la Corte Penal Internacional (CPI)», esto según una nota de prensa de la AN.

Igualmente, indicó que la comisión que preside trabaja en un proyecto de ley para «reinsertar a los migrantes que en forma masiva desean retornar» a la nación caribeña.

«Estamos estudiando las políticas para recibir y reinsertar a esos migrantes. El 70 % que tenemos registrados en Argentina están dispuestos a regresar a Venezuela y eso mismo ocurre con migrantes en otros países. Estamos adecuando la normativa legal venezolana para reinsertarlos», apuntó.

Esta comisión especial, siempre según la AN, se instaló el pasado noviembre y se encarga de investigar crímenes contra migrantes venezolanos.

Según la última actualización de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para los Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), del pasado 12 de julio, 6.150.000 personas, aproximadamente, han abandonado el país petrolero, de las que 5.090.000 viven en América Latina y el Caribe.

Continue Reading

Latinoamericanas

Catorce dominicanos son arrestados en Puerto Rico por transportar cocaína valorada en 22 millones de dólares

Published

on

EFE

Los detenidos son 14 hombres, todos ellos ciudadanos de República Dominicana, quienes enfrentan un proceso federal en Puerto Rico.

San Juan, PR.-La Guardia Costera estadounidense en Puerto Rico informó este martes que en recientes operaciones en alta mar incautó tres cargamentos de cocaína, valorados en 22 millones de dólares, y detuvo a 14 personas.

La tripulación del guardacostas Joseph Tezanos y los agentes de la Fuerza de Ataque del Corredor del Caribe descargaron en San Juan la víspera un total de 2,425 libras (1,100 kilogramos) de cocaína, según el comunicado de la Guardia Costera.

Los detenidos son 14 hombres, todos ellos ciudadanos de República Dominicana, quienes enfrentan un proceso federal en Puerto Rico.

La mayor incautación tuvo lugar el pasado 3 de agosto, cuando los guardacostas aprehendieron 1,653 libras (750 kilogramos) en el mar al norte de Aguadilla, en el noroeste de Puerto Rico.

Tras detectar una embarcación sospechosa, se procedió a la detención de sus cuatro tripulantes, que arrojaron al agua los fardos con la droga.

Los otros operativos tuvieron lugar a finales de julio en aguas de la isla puertorriqueña de Desecheo y al noroeste de Aguadilla.

En Desecheo, los guardacostas arrestaron a cuatro supuestos contrabandistas e incautaron ocho fardos de cocaína que pesaban aproximadamente 441 libras (200 kilogramos).

En la intervención en Aguadilla, los agentes detuvieron a seis hombres y recuperaron 330 libras (150 kilogramos) de cocaína.

«Estoy orgulloso de la profesionalidad y el desempeño del patrullero Joseph Tezanos al aprehender a 14 contrabandistas y evitar que estas drogas lleguen a las costas y calles de Puerto Rico», dijo en la nota el capitán José Díaz, comandante del Sector de la Guardia Costera de San Juan.

Los agentes especiales que apoyan a la Fuerza de Ataque del Corredor del Caribe están liderando la investigación de este caso.

El área marítima que separa República Dominicana de Puerto Rico es una ruta habitual del tráfico de drogas.

Continue Reading

Latinoamericanas

Petro pide terminar con fracasada guerra antidrogas al asumir presidencia de Colombia

Published

on

AFP

En ese sentido, propuso cambiar el «fracaso por un éxito» y terminar la guerra antinarcóticos «por una política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas».

Bogota, Colombia.-El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, planteó en su discurso de investidura acabar con la fracasada «guerra antidrogas» en el mundo y pasar a una «política de prevención fuerte del consumo» en los países desarrollados.

«Es hora de una nueva convención internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado», dijo el primer mandatario de izquierda del país con la mayor producción mundial de cocaína.

Sin mencionar a Estados Unidos, el principal consumidor de la droga que se procesa en Colombia, Petro cuestionó las «cuatro décadas» de persecución antidrogas que ha alentado Washington.

«La guerra contra las drogas fortaleció las mafias y debilitó los Estados», apuntó, añadiendo que en ese tiempo un «millón de latinoamericanos» han sido asesinados y 70.000 norteamericanos mueren «por sobredosis cada año»

«¿Vamos a esperar que otro millón de latinoamericanos caigan asesinados y que se eleven a 200.000 los muertos por sobredosis en Estados Unidos cada año?», añadió en su primer discurso como jefe de Estado.

En ese sentido, propuso cambiar el «fracaso por un éxito» y terminar la guerra antinarcóticos «por una política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas».

discurso presidencial_220807_181507

Continue Reading

Edificio La República: Restauración No. 138, cuarta planta, Santiago, República Dominicana. Teléfono: 809-247-3606. Fax: 809-581-0030.
www.larepublicaonline.com  / Email: periodico@larepublicaonline.com
Copyright © 2021 Blue National Group