Conecta con nosotros

Otros continentes

Estadounidenses conmemoran aniversario del 11-S en medio de reclamos

Published

on

Después de los atentados del 11-S, unas 400 personas han muerto de cáncer por los polvos tóxicos del derrumbe de las Torres Gemelas. Los estadounidenses buscan una indemnización del Estado, pero esta enfermedad no ha sido incluido entre las patologías cubiertas por el fondo sanitario de EE.UU.

El derrumbamiento del World Trade Center generó una nube de polvo y gas, que once años despúes sigue matando a los estadounidenses. (Foto: Archivo)

Los estadounidenses conmemoran este martes el undécimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York (noreste) y Washington (capital) en medio de problemas de salud, así como la disputa que ha generado la financiación de mil millones de dólares que ha frenado la construcción del museo de la Zona Cero.

En este aniversario, a la solemnidad con que cada año se leen los dos mil 983 nombres de las víctimas de los ataques, se añadirá un anuncio sobre la asistencia sanitaria para los trabajadores que realizaron la limpieza y desescombro tras la caída de las Torres Gemelas (World Trade Center), muchos de los cuales ahora tienen problemas de salud.

El derrumbamiento del World Trade Center generó una nube de polvo y gas que, once años despúes, sigue matando a los estadounidenses.

Según la prensa nacional, unas 400 personas han muerto de cáncer después de los atentados por los polvos tóxicos que ocasionó el derrumbe. Organizaciones de Derechos Humanos han anunciado que los sobrevivientes tendrán la oportunidad de pedir una indemnización al Estado por estos incidentes.

Hasta ahora, el cáncer no ha sido incluido entre las patologías cubiertas por el fondo sanitario del Estado. Según el Gobierno de Estados Unidos, «no ha habido pruebas científicas ciertas» de que los tumores eran una consecuencia de la exposición a la nube de polvo y agentes tóxicos.

La semana pasada, el Departamento de Bomberos de Nueva York tuvo que añadir nueve nombres a los 55 que ya estaban grabados en un muro en honor a quienes han muerto por enfermedades respiratorias o diferentes tipos de cáncer relacionados a las labores de rescate y recuperación del World Trade Center.

Medios de comunicación explicaron que miles de litros de combustible que traían los aviones estrellados contra las torres hicieron combustión con plásticos y liberaron agentes cancerígenos que hoy en día cobran vidas.

Otro de los problemas que rodean la conmemoración de los 11 años de los atentados en Nueva York y Washington es la obstaculización de las obras de remodelación del World Trade Center por las batallas políticas y miles de millones de dólares en sobrecostes.

La construcción se ha suspendido por una disputa sobre la financiación entre el Memorial Nacional 11 de Septiembre, la fundación Museo y la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey (noreste).

El coste general de la reurbanización del sitio ha crecido a casi 15 mil millones de dólares, frente a los 11 mil millones de 2008, según una auditoría reciente del proyecto.

Para muchas familias de las víctimas y trabajadores enfermos de la Zona Cero, las polémicas por el proyecto son un espectáculo desalentador ante la creciente pérdida de vidas humanas.

Algunos cálculos sitúan la cifra total de muertos por enfermedad del 11-S en más de mil. A nivel nacional, al menos 20 mil trabajadores de la Zona Cero están recibiendo tratamiento y 40 mil están bajo supervisión del Programa de Salud del World Trade Center.

Bajo perfil 

Para este año y a pocos meses de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, a celebrarse el próximo 6 de noviembre, el presidente de esa país, Barack Obama, y su esposa Michelle Obama, recordarán la tragedia solamente con un minuto de silencio en la Casa Blanca y una visita al Pentágono, donde se estrelló uno de los cuatro aviones, que presutamente iba dirigido al Capitolio.

En el 2011, la ceremonia en el sitio donde se encontraban las Torres Gemelas contó con la presencia de Obama.

Los atentados del 11-S causaron la muerte a cerca de tres mil personas y heridas a otras seis mil, así como la destrucción del entorno del World Trade Center en Nueva York y graves daños en el Pentágono, en el estado de Virginia (noreste), siendo el episodio que precedería a la guerra de Afganistán y a la adopción por el Gobierno estadounidense y sus aliados de la política denominada de «Guerra contra el terrorismo».

En los años transcurridos desde los ataques del 11 de septiembre del 2001, el presupuesto anual de defensa se duplicó en más de 700 mil millones de dólares, y las ganancias anuales de la industria militar se cuadruplicaron, acercándose a unos 25 mil millones de dólares en el 2010.

Ahora, el gasto militar esá llamado a disminuir, al igual que las utilidades de la industria. «Estamos a punto de iniciar el descenso de la montaña rusa», describió el analista David Berteau, experto en la industria militar en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

El pasado año, el Congreso aceptó reducir el gasto militar en 350 mil millones de dólares en los próximos 10 años. El presupuesto de defensa será disminuido automáticamente en otros 500 mil millones de dólares en ese período si los legisladores no llegan a un acuerdo para recortar el déficit.

La guerra intensa en Afganistán causó la pérdida de vida de más de mil 750 soldados y más de dos mil 500 civiles.

El objetivo declarado de la invasión en Afganistán era encontrar al líder de Al Qaeda Osama Bin Laden y otros dirigentes de la red para llevarlos a juicio, y derrocar al régimen Talibán que apoyaba y daba refugio y cobertura a los miembros de Al Qaeda.

El 1 de mayo de 2011, Barack Obama confirmó la muerte de Bin Laden, acusado de ser el autor intelectual de los atentados del 11-S. El líder de Al Qaeda fue asesinado en medio de un operativo en Pakistán, organizado por un grupo élite de militares de estadounidenses.

Osama Bin Laden, enemigo público número uno de Estados Unidos, era el hombre más buscado a nivel internacional después de ser señalado como autor del ataque contra las Torres Gemelas.

Bin Laden, acusado de terrorista por Estados Unidos, fue entrenado por la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA), así lo aseguran recientes investigaciones. El país norteamericano además entrenó a miles de árabes islamistas radicales.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Internacionales

Cápsulas chinas contra la covid triplican su precio ante oleada de rebrotes

Published

on

EFE
Pekín, China.-El fármaco chino Lianhua Qingwen, recomendado por las autoridades sanitarias del país asiático contra la covid-19, aumentó su precio un mínimo de un 300 % en medio de una oleada de rebrotes que está dejando cifras récord de contagios.

Las cajas de 36 cápsulas de la farmacéutica Yilin pueden encontrarse en las plataformas de venta en línea de China por un valor de 75 yuanes (10,7 dólares, 10,2 euros), un precio tres veces mayor que los 22 yuanes (3,1 dólares, 2,9 euros) estipulados para su venta en farmacias, informó hoy el portal de noticias económicas Yicai.

Los ciudadanos chinos se han apresurado a comprar pruebas de antígenos para la covid y medicamentos para la fiebre y los resfriados, ya que la reciente relajación de las estrictas medidas de prevención de la política ‘cero covid’ provocó una preocupación generalizada entre las personas, que ven más real la posibilidad de contraer el virus.El precio de las cápsulas de Lianhua Qingwen, basadas en la medicina tradicional china y que estimulan las defensas del organismo humano ante los virus que causan enfermedades respiratorias, se convirtió rápidamente a lo largo del martes en tendencia en las redes sociales del país asiático.

En la plataforma Weibo -equivalente a Twitter, censurada en el país- más de 260 millones de internautas visualizaron las noticias al respecto del aumento de precio del fármaco.

Además, otro hilo de la red social en el que se alertaba de la venta de un medicamento con una caja de similar diseño y nombre pero efectos diferentes se hizo popular con casi 200 millones de visualizaciones, ante las quejas repetidas de muchos internautas por sentirse engañados.

Algunas ciudades comenzaron a flexibilizar las estrictas medidas de la política de ‘cero covid’, que consisten en el aislamiento de todos los contagiados y sus contactos cercanos, estrictos controles fronterizos, confinamientos parciales o totales en los lugares donde se detectan casos y pruebas PCR constantes a la población urbana.

Poco antes, el hartazgo ante las restricciones había terminado en protestas en ciudades como Pekín, Shanghái, Cantón o Wuhan, en las que se gritaron consignas como «no quiero PCR, quiero comer» o «devolvedme mi libertad», aunque en algunas instancias se llegó incluso a pedir el derrocamiento del presidente chino, Xi Jinping, y del gobernante Partido Comunista Chino.

Según las cifras oficiales, desde el comienzo de la pandemia fallecieron 5.235 personas en China, donde algunos estudios sostienen que el ‘cero covid’ ha salvado millones de vidas.

Continue Reading

Internacionales

EE.UU. responde con cautela al descontento en China y pide respetar protestas

Published

on

EFE
Washington.-El Gobierno de EE.UU. respondió este lunes con cautela a las manifestaciones que sacudieron este fin de semana las principales ciudades de China, aunque pidió que se respete el derecho de los ciudadanos de ese país a protestar pacíficamente y se mostró crítico con la política de «cero covid».

«La gente debería tener derecho a reunirse y protestar pacíficamente contra las políticas, leyes o normas con las que están en desacuerdo. La Casa Blanca apoya el derecho a la protesta pacífica», dijo John Kirby, uno de los portavoces de la Casa Blanca, al ser preguntado por el descontento en China en una rueda de prensa.

Las declaraciones de Kirby suponen la primera respuesta de Washington a las protestas en China, después de que hayan guardado silencio durante el fin de semana tanto el presidente de EE.UU., Joe Biden, como su asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, y el secretario de Estado, Antony Blinken.

Kirby explicó que Biden está siguiendo de cerca y está «atento» al desarrollo de las manifestaciones.

Otro portavoz de la Casa Blanca, ya fuera de los focos de la rueda de prensa en la que habló Kirby, dijo a Efe que Estados Unidos cree que será «muy difícil» para China contener el virus con sus políticas de «cero covid».

«Hemos dicho que todo el mundo tiene el derecho a protestar de manera pacífica, aquí en Estados Unidos y en todo el mundo. Eso incluye a China», añadió ese portavoz.

Las protestas de este fin de semana en China han dejado un número indeterminado de personas detenidas, entre los que se incluyen al menos dos corresponsales de medios occidentales.

La indignación por la muerte de 10 personas en un edificio aparentemente confinado de la ciudad de Urumqi (noroeste) el pasado 24 noviembre, se transformó el domingo en vigilias y protestas inéditas en numerosas partes del país, como Pekín o la ya citada Shanghái.

Entretanto, las cifras de nuevos contagios en China batieron este lunes su récord por quinto día consecutivo con 40.347 casos detectados en la víspera, de los que 36.525 (un 90,5 %) son asintomáticos.

Además, en todo el país alrededor de dos millones de personas se encuentran bajo cuarentena centralizada u observación médica por estar infectadas o por ser contactos cercanos de contagiados, sin incluir ciudadanos bajo confinamiento generalizado impuesto por autoridades locales.

Continue Reading

Internacionales

EE.UU. celebra Acción de Gracias mirando el bolsillo por la inflación

Published

on

El jefe de Economía de la Federación, Roger Cryan, aseguró a EFE que este es el mayor aumento anual del coste medio de la comida por estas fiestas, con poco más de 10 dólares de diferencia.

Washington, Estados Unidos.-Los estadounidenses celebran este jueves la mayor festividad en el país, Acción de Gracias, apretándose el cinturón, en parte porque el precio de la cesta de la compra se ha encarecido el 20 % por la inflación.

Este año, una comida para diez comensales saldrá por una media de 64 dólares aproximadamente frente a los 53 dólares del año pasado, lo que implica un incremento del 20 %, indica una encuesta de la Federación Estadounidense de Oficinas Agrícolas, un grupo de presión que representa al sector.

El jefe de Economía de la Federación, Roger Cryan, aseguró a EFE que este es el mayor aumento anual del coste medio de la comida por estas fiestas, con poco más de 10 dólares de diferencia.

El pavo, el plato estrella en la mesa de Acción de Gracias, constituye una parte importante de la factura, puesto que en 2022 es el alimento que más ha subido de precio, el 21 % (4,97 dólares), en comparación con 2021.

Esto es debido principalmente a la inflación en el país, de alrededor del 8 %, afirmó Cryan, quien también mencionó los problemas en la cadena de suministros, la guerra de Ucrania y los retos a los que se enfrentan agricultores y ganaderos, como el incremento en el coste del combustible y del pienso, además de los casos de gripe aviar en aves de corral.

En los supermercados de Estados Unidos, los clientes han dudado si seguir fieles a la tradición y comprar el pavo o no, como Roger, un cliente de un establecimiento de alta gama en Washington DC que no dio su nombre real, y que este año se ha planteado no cocinarlo por su precio elevado.

Otra usuaria de un supermercado diferente en el Distrito de Columbia, donde se ubica la capital, y que también prefirió el anonimato, apuntó a EFE que conoce a «gente a quien le ha afectado gravemente (la carestía) y ha tenido que recurrir a bancos de alimentos y asociaciones que le llevan comida a casa».

A pesar de que alimentos propios de Acción de Gracias como el pavo, el relleno y la mezcla para el famoso pastel de calabaza han visto una subida de su precio, los arándanos frescos han bajado este año un 14 % de su coste, puesto que la cosecha también fue un 5 % mayor que en 2021, apuntó Cryan.

La encuesta de la Federación Estadounidense de Oficinas Agrícolas también encontró diferencias entre regiones de Estados Unidos, pasando de unos 58 dólares en el sur a unos 71 dólares en la costa oeste del país por la clásica cesta de Acción de Gracias.

Según el jefe económico de la federación, desde la publicación del sondeo, hace una semana, se ha producido una buena noticia para los estadounidenses con la bajada del 14 % del coste del pavo congelado.

Otro informe de los economistas del banco Wells Fargo sostiene que la diferencia entre comer en casa e ir a un restaurante por Acción de Gracias no es tan pronunciada, ya que uno «podría gastarse lo mismo en un plato servido en un restaurante que preparándolo en casa».

CARESTÍA ALCANZA OTROS SECTORES

Aun así, no es solo la comida la que se lleva la peor parte de la inflación, también se vieron afectados este año el coste del gas, automóviles, alquileres y la electricidad, aseveró a EFE el economista Richard Roberts, profesor de la Universidad Monmouth (Nueva Jersey) y exejecutivo de la Reserva Federal.

Roberts consideró que «la fuerte inflación fue en parte resultado de buenas intenciones», aunque reconoció el papel de «las medidas excesivas adoptadas por los políticos en el Congreso y por la Reserva Federal para estimular el gasto de los consumidores en respuesta a la Covid-19».

La carestía también ha llevado a los estadounidenses a no poder volver a casa para celebrar Acción de Gracias con sus familiares, debido a los altos precios de vuelos y otros tipos de transporte.

Sin embargo, la Asociación Automovilística Estadounidense ha pronosticado que este será de los años en los que más gente conducirá a sus destinos, pese a la inflación en los precios del combustible.

Un estudiante recién graduado de la American University en Washington DC, Jack Ryan, manifestó a EFE que ha pasado dos semanas mirando vuelos periódicamente para «encontrar algo razonable» que le permitiese volver a California desde la capital, donde reside actualmente, y que ha estado a punto de quedarse por lo caros que estaban, aunque finalmente viajará para ver a su familia.

«No sé si es debido a la inflación o a que este es el primer año en el que mucha más gente se siente cómoda viajando para ver a la familia durante las vacaciones» desde el inicio de la pandemia, reflexionó.

Frente a los entre 400 o 450 dólares que ha pagado otros años para poder volar, para esta ocasión le ha tocado desembolsar 560 dólares, a los que se suman unos 40 dólares de transporte al aeropuerto. Todo ello para poder comer el pavo junto a los suyos.

Continue Reading

Edificio La República: Restauración No. 138, cuarta planta, Santiago, República Dominicana. Teléfono: 809-247-3606. Fax: 809-581-0030.
www.larepublicaonline.com  / Email: periodico@larepublicaonline.com
Copyright © 2021 Blue National Group