Conecta con nosotros

Economía

Graves sequías elevan los precios de los alimentos y amenazan bienestar de los pobres

Published

on

Entre junio y julio, los valores del maíz y del trigo se incrementaron en 25% cada uno

WASHINGTON. Los precios mundiales de los alimentos aumentaron un 10% en julio respecto del mes anterior y el maíz y la soja se encumbran a niveles históricos debido a un verano seco y altas temperaturas sin precedentes tanto en EE. UU. como en Europa oriental, según la última edición del informe Alerta sobre precios de los alimentos del Grupo del Banco Mundial (GBM).

Entre junio y julio, los valores del maíz y del trigo se incrementaron en 25% cada uno, los frijoles de soja en 17% y solo el arroz se redujo en 4%. En general, el Índice de precios de los alimentos del Banco, que registra los valores de los productos alimenticios básicos en el mercado internacional, fue un 6% más alto que en julio de 2011 y un 1% superior al punto máximo alcanzado en febrero de ese mismo año.

«Los precios de los alimentos volvieron a subir bruscamente y amenazan la salud y el bienestar de millones de personas», dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim. «Los habitantes de África y Oriente Medio son especialmente vulnerables, pero esta situación afecta asimismo a otros países donde los cereales aumentaron de forma abrupta».

Entre abril y julio, se mantuvo la tendencia inestable los de los precios de los alimentos observada durante los 12 meses previos, lo cual frenó las alzas sostenidas entre mediados de febrero de 2010 y el mismo mes de 2011. Los valores subieron en abril, bajaron en mayo y junio y aumentaron bruscamente en julio.

En este trimestre, ha continuado la significativa alza de los precios nacionales, en particular en África. Estos fueron especialmente elevados en África al sur del Sahara, con aumentos de 113% en el caso del maíz en Mozambique. Al mismo tiempo, el sorgo subió desmedidamente en el Sahel y en partes de África oriental: 220% en Sudán del Sur y 180% en Sudán.

Según la Alerta sobre precios de los alimentos, las condiciones climáticas son una causa importante de las bruscas alzas internacionales registradas en julio. La sequía que afectó a Estados Unidos -mayor exportador mundial de maíz y frijol de soya- provocó daños masivos en los cultivos de verano de estos productos. Al mismo tiempo, la escasez de lluvias en la Federación de Rusia, Ucrania y Kazajstán contribuyó a las pérdidas en las producciones proyectadas de trigo.

Los abruptos aumentos de los precios de los alimentos alteraron negativamente las proyecciones favorables en este sentido para el año. Expertos del Banco Mundial no pronostican actualmente una repetición de la crisis de 2008, sin embargo, factores negativos -tales como, la aplicación de políticas para enfrentar el pánico por parte de los países exportadores, un severo fenómeno climático de El Niño, malas cosechas en el hemisferio sur o fuertes aumentos en los precios de la energía-, podrían provocar alzas en los precios de los cereales más significativas aún como las registradas hace cuatro años.

La falta de lluvias tiene graves efectos en la economía, nutrición y pobreza. En Malawi, por ejemplo, se proyecta que una futura gran sequía -como las que se observaban una vez cada 25 años- podría incrementar la pobreza en 17% e impactar especialmente a las comunidades rurales pobres. En el caso de India, las enormes pérdidas sufridas a raíz de sequías ocurridas entre 1971 y 2002 redujeron el ingreso familiar anual entre 60% y 80% en los lugares afectados.

«No podemos permitir que estas subidas récords en los precios se traduzcan en peligros de por vida a medida que las familias retiran a sus hijos de la escuela e ingieren alimentos menos nutritivos para compensar los altos precios», dijo Kim. «Los países deben fortalecer sus programas específicos para aliviar la presión sobre la población más vulnerable e implementar las políticas adecuadas».

«El Banco Mundial aumentó su apoyo a la agricultura hasta llegar al nivel más alto en 20 años, y seguirá ayudando a los países a hacer frente a estas alzas», agregó Kim.

La asistencia del Banco Mundial para el sector agrícola en el ejercicio de 2012 fue superior a los US$9.000 millones, un nivel récord en las últimas dos décadas. El Banco está también coordinando con organismos de las Naciones Unidas (ONU) a través del Equipo de Tareas de Alto Nivel sobre la Crisis Mundial de la Seguridad Alimentaria y con organizaciones no gubernamentales (ONG) así como apoyando la Alianza para el Sistema de Información sobre los Mercados Agrícolas (AMIS, por sus siglas en inglés) con el propósito de mejorar la transparencia del mercado de los alimentos y ayudar a los Gobiernos a adoptar medidas fundamentadas para responder a los aumentos de los precios mundiales de estos productos.

En el caso de que la actual situación se agrave, el Grupo del Banco Mundial está preparado para entregar mayor asistencia a los países clientes y proteger así a las personas más vulnerables frente a futuras crisis. Las medidas pueden incluir: el aumento de la inversión en agricultura y otras áreas relacionadas; asesoría en materia de políticas; entrega de financiamiento urgente; apoyo para las redes de protección social; el Programa Mundial de Agricultura y Seguridad Alimentaria (GAFSP, por sus siglas en inglés), financiado por múltiples donantes, y mecanismos de gestión de riesgos.

Los programas y políticas para ayudar a mitigar estos precios incluyen redes de protección social para garantizar que las familias pobres puedan costear alimentos esenciales, inversiones sostenidas en agricultura, introducción de variedades de cultivos resistentes a las sequías -que han proporcionado grandes rendimientos y aumentos de productividad- y mantenimiento de un comercio internacional abierto a las exportaciones e importaciones de alimentos.

Según la Alerta sobre precios de los alimentos, estos se mantendrán altos e inestables en el largo plazo debido a una creciente incertidumbre en torno a la oferta, una mayor demanda de una población que va en aumento y una baja capacidad de respuesta del sistema alimentario.

Contribución del Banco Mundial

• En el ejercicio de 2012, que finalizó el 30 de junio, los compromisos del GBM para el sector agrícola y otros relacionados sumaron más de US$9.000 millones. Se trata de una cifra muy superior al financiamiento proyectado en el Plan de Acción para la Agricultura de la institución, que preveía subir el promedio anual de US$4.100 millones en 2006-08 a US$6.200-US$8.300 millones en 2010-12. La asistencia del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento/Asociación Internacional de Fomento (BIRF/AIF) en el ejercicio de 2012 fue la más alta de los últimos 20 años.

• Desde julio de 2012 en adelante la respuesta de emergencia del Banco a la severa crisis de los precios de los alimentos en los países más pobres se basará en los recursos de la AIF-16, incluidos aquellos que están disponibles a través del Mecanismo de Respuesta a las Crisis así como los fondos no desembolsados pertenecientes al recién aprobado Mecanismo de Respuesta Rápida. De hecho, en respuesta a la sequía en el Cuerno de África, la AIF está aportando US$1.800 millones para salvar vidas, mejorar la protección social y promover la recuperación económica y la capacidad de adaptación a las sequías.

• La Corporación Financiera Internacional (IFC) invertirá hasta US$1.000 millones en el Programa de Financiamiento de Productos Básicos Esenciales -que apunta a apoyar el comercio de bienes clave, tanto agrícolas como energéticos- con el fin de ayudar a reducir el riesgo de escasez de comida y energía, así como mejorar la seguridad alimentaria de los más pobres del mundo.

• Un innovador producto de gestión de riesgos proporcionado por IFC permitirá proteger a agricultores, productores y consumidores de los países en desarrollo contra la inestabilidad de los precios de los alimentos.

• A través del apoyo al Programa Mundial de Agricultura y Seguridad Alimentaria (GAFSP, por sus siglas en inglés), creado por el Grupo del Banco en abril de 2010 a solicitud del Grupo de los Veinte (G-20), ocho países y la Fundación Gates se comprometieron a aportar alrededor de US$1.200 millones en el transcurso de tres años. A la fecha, se han desembolsado US$777,4 millones.

• El Programa de Respuesta a la Crisis Mundial de los Alimentos (GFRP, por sus siglas en inglés) apoya a 40 millones de personas en 47 países con US$1.600 millones en ayuda de emergencia.

• Coordinación con organismos de las Naciones Unidas (ONU) a través del Equipo de Tareas de Alto Nivel sobre la Crisis Mundial de la Seguridad Alimentaria y con organizaciones no gubernamentales (ONG).

• Apoyo a la Alianza para el Sistema de Información sobre los Mercados Agrícolas (AMIS, por sus siglas en inglés) con el objetivo de mejorar la transparencia del mercado de los alimentos y ayudar a los Gobiernos a adoptar medidas fundamentadas para responder a los aumentos de los precios mundiales de estos productos.

• Promoción de más inversiones en investigación agrícola -por ejemplo, a través del Grupo Consultivo sobre Investigaciones Agrícolas Internacionales (CGIAR, por sus siglas en inglés)- y seguimiento del comercio de productos agrícolas para identificar cualquier posible escasez de alimentos.

• Apoyo al mejoramiento de la nutrición entre grupos vulnerables a través de programas comunitarios destinados a aumentar el uso de los servicios de salud y la atención en general. Como parte de su respuesta a la crisis de los alimentos, el Banco ha respaldado la entrega diaria de alrededor de 2,3 millones de raciones escolares a niños de países de ingreso bajo.

• Ratificación del marco de acción de la Iniciativa SUN para el fomento de una mejor nutrición que cuenta con el respaldo de más de 100 asociados, entre ellos el Banco Mundial.

• Mejoramiento de la colaboración internacional en la generación e intercambio de conocimientos sobre agricultura, seguridad alimentaria y nutrición a través de la plataforma de conocimientos Secure Nutrition: www.securenutritionplatform.org

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Economía

Central Romana tiene más del 60% de la cuota de azúcar de RD a EEUU

Published

on

El 62.84 por ciento de la cuota de azúcar de la Republica Dominicana para el mercado de los Estados Unidos lo tiene el Central Romana, la cual fue detenida en los puertos de los Estados Unidos por ser acusada de utilizar mano de ora forzada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de la potencia del norte.

Datos de la empresa citados por AP precisan que Central Romana produjo cerca de 400.000 toneladas (363.000 toneladas métricas) de azúcar en el período de zafra 2021-2022 que finalizó el año pasado. Esto, tras moler más de 3,4 millones de toneladas (3 millones de toneladas métricas) de caña, según la empresa.

LE RECOMENDAMOS LEER

Una investigación de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU encontró que la compañía supuestamente aisló a los trabajadores. Asimismo, retuvo los salarios, fomentó condiciones de trabajo y de vida abusivas. Asimismo, presionó por horas extra excesivas, dijo la agencia en un comunicado de prensa.

Frente a ello, Central Romana fijó posición a través de un comunicado. “En las últimas décadas invertimos millones de dólares para mejorar las condiciones de trabajo y de vida de nuestros empleados en las zonas agrícolas. Garantizando salarios dignos y mayores beneficios, talleres de capacitación y educación. Asimismo, capacitación en derechos humanos y deberes de nuestros trabajadores.

El mercado de Central Romana

Central Romana, que durante mucho tiempo ha enfrentado ese tipo de acusaciones, es el mayor productor de azúcar de la República Dominicana. Una industria que exporta más de $100 millones en productos a los EEUU cada año.

De acuerdo a datos de Pro Dominicana, la exportación de azúcar de caña en estado sólido representa el 1.2 % de las exportaciones de República Dominicana hacia los Estados Unidos entre enero-octubre del presente año, significando 125.82 millones de dólares.

Además, el país ha exportado 22.87 millones de dólares en melaza de caña.

Continue Reading

Economía

Gobierno activa Bono de Emergencia para 35,000 familias afectadas por Fiona

Published

on

El Gobierno dominicano activó hoy el Bono de Emergencia dirigido a 35,000 familias afectadas por el huracán Fiona en septiembre pasado, el cual consiste en una transferencia monetaria de libre disposición, no condicionada y temporal, diseñada con el objetivo de mitigar los impactos ante situaciones de emergencias.

Las provincias más afectadas por el fenómeno natural y donde se realizan las entregas a través del programa social Supérate son:

  • La Altagracia
  • La Romana
  • El Seibo
  • Samaná
  • Hato Mayor
  • Monte Plata
  • Duarte
  • María Trinidad Sánchez
  • Santo Domingo

También, se entregarán 103,565 Bonos de Apoyo Familiar, con un pago único de 1,500 pesos, a afectados por las lluvias torrenciales del 4 de noviembre pasado en la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional.

La duración de los aportes del Bono de Emergencia dependerá del nivel de afectación que tuvieron las familias. Las entregas están previstas por dos meses consecutivos para los hogares que sufrieron una afectación leve; tres meses para los que presentan una afectación media; y por cuatro meses consecutivos, los que sufrieron afectación alta o total.

Cómo consultar

Los ciudadanos pueden consultar si han calificado para el Bono de Emergencia a través del enlace: https://bonoemergencia.superate.gob.do/.

Durante su intervención en el acto de lanzamiento oficial del Bono de Emergencia, encabezado por Raquel Arbaje, primera dama de la República, la directora general de Supérate, Gloria Reyes, agradeció la colaboración de las instituciones que conforman la protección social.

Además, a todas las que se unieron para dar respuesta durante el fenómeno y hasta la fecha, especialmente al Programa Mundial de Alimentos (PMA) y al Banco Mundial (BM), por su apoyo técnico en todas las etapas del proceso.

También, al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), al Ministerio de la Presidencia (Minpre), el Banco de Reservas (Banreservas) y la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).

“Hoy, podemos decir que el Bono de Emergencia es una realidad que actuará para proteger a la población en situación de vulnerabilidad ante los choques ocasionados por el cambio climático”, destacó la funcionaria.

De su lado, Gabriela Alvarado, representante en el país del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA), ponderó positivamente la creación y puesta en ejecución de este nuevo bono.

“Como Programa Mundial de Alimentos vemos este bono como un paso más hacia la provisión oportuna y efectiva de asistencia humanitaria de parte del Estado dominicano a aquellas personas que más lo necesitan”, puntualizó.

Sobre el Bono de Emergencia

Las familias fueron seleccionadas y clasificadas por el grado de afectación directa, el cual se determinó a partir de la Ficha Básica de Emergencia (FIBE), y a cargo del Sistema Único de Beneficiarios (Siuben), que permitió la obtención de información sobre los hogares y su posterior priorización para el proceso de selección como beneficiarios del Bono de Emergencia.

Entre los criterios de elegibilidad se incluye que el hogar haya sido directamente afectado por el huracán Fiona y que la persona sea ciudadana de la República Dominicana, residente en el territorio nacional, y portadora de una cédula de identidad y electoral dominicana.

Continue Reading

Economía

Salida de Punta Catalina eleva costo de la generación

Published

on

Santo Domingo, RD.-La salida temporal de las dos plantas de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC) creó de forma momentánea una nueva presión financiera al costo energético en el país, debido a que junto a AES Andrés y varias unidades de CESPM obligaron a cambiar el uso de combustibles baratos por otros más caros con la entrada de tras plantas para que la población no sea afectada con apagones.

   La matriz de 30 % a carbón bajó a 19% y el fuel oil 6 y 2 subieron de cero a 15 % y 3 %. El gas natural bajó de 31 % a 29 %.

  Las dos unidades de la CTPC estuvieron fuera por incidentes, pero un equipo de técnicos logró restablecer la unidad 2 y temprano en la tarde entró al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) quitando un poco de presión de costos por esa parte.

AES Andrés, que genera a gas, sigue fuera, con 300 megavatios menos. De las cinco plantas de CESPM solo operan dos, cada una con 90 megavatios.

El asunto es que la salida de plantas que generan a gas y carbón, que son los combustibles más baratos, obliga al cambio de la composición de la matriz energética y, por ende, al uso de otras de fuel oíl 6 y fuel oil 2, que son los combustibles más caros.

   Se trata de un viejo problema de planificación que es de largo plazo y por tanto el sistema depende en gran medida de la CTPC y de AES Andrés, así como de otras de gran aporte de energía como Egehaina, Itabo y el parque de Los Mina.

   El coordinador de la CTPC, Celso Marranzini, atribuyó nuevamente la situación a que no hubo en 2018 la licitación de otra planta, como recomendaron estudios de expertos.

   Ayer cerca de las 3:35 la demanda de energía estaba en 2,314 megavatios y había una disponibilidad real de 2,666.27 megas. Con esa generación, la demanda pudo ser superada en un 15 %, explicó, y que no hubo apagones.

  El reporte del Organismo Coordinador (OC) del SENI, tenía registrado a las 2:00 de la tarde de ayer una programación de 2,359.3 megavatios y 2,651.2 megavatios sincronizados, por lo que el abastecimiento estaba en 2,300 megas y no había déficit.  Las centrales indisponibles son CESPM 1, con 90 mg menos por mantenimiento correctivo; AES Andrés con 300 mg menos por mantenimiento mayor. Asimismo, Los Mina seis, con 110 megas, estas tres por mantenimiento correctivo; y Punta Catalina 1 con 365 megas fuera, a causa de un disparo. Otras generadoras fuera del SENI, pero que pueden entrar en cualquier momento, son INCA, Estrella del Mar 2 y Bersal.

 Datos del OC/SENI indican que de una generación de un 30 % a carbón solo había un 19 %.

Restablece 366 megas

Próximo a las 3:00 de la tarde de ayer, entró al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI), la unidad 2 de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, con 366 megavatios, luego de superar el incidente que la mantuvo fuera junto a la unidad número uno.

Las dos unidades de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPM) salieron por un período temporal que no fue definido en un aviso de la generadora a carbón emitido en la mañana, ubicada en Peravia, Baní, y que aporta al sistema más de 720 megavatios de energía. La CTPC informó que se presentó un incidente que afectó a las dos unidades, Punta Catalina I y Punta Catalina II, por lo que las dos unidades estarían fuera del sistema temporalmente.

 “Se trabaja en la unidad I para superar el problema de lubricación, mientras se corrige un incidente en la subestación que disparó la unidad 2”, decía el aviso de la empresa.

  Un equipo técnico especializado, asistido por un experto italiano que participó en la construcción de la central de generación, lograron retornar 366 mg en el menor plazo posible.En pocas horas ya la unidad 2 estaba en línea.

SEPA MÁS

Informe revela pérdidas EDES

Distribuidoras

 Las altas facturaciones siguen siendo una queja de una parte de la población usuaria vía las empresas distribuidoras de electricidad EDES).

 Mientras esto ocurre, el informe de desempeño de las EDES revela que las pérdidas aumentaron en enero-agosto 2022 y promedian 31.3 %. Edeeste tiene el peor desempeño con 44.5 %

Continue Reading

Edificio La República: Restauración No. 138, cuarta planta, Santiago, República Dominicana. Teléfono: 809-247-3606. Fax: 809-581-0030.
www.larepublicaonline.com  / Email: periodico@larepublicaonline.com
Copyright © 2021 Blue National Group