Conecta con nosotros

Primera Plana

“Leonel hablaba mejor de mí en el extranjero que aquí en el país”

Published

on

Habla de sus relaciones con el exmandatario y admite que con el caso Sun Land tuvo su momento más duro

Subero Isa dice que nadie le debe nada, pero que él tampoco le debe nada a nadie.

Jorge Subero Isa reveló que su momento más difícil en la presidencia de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) fue  cuando le tocó tomar una decisión en el caso Sun Land debido a que nunca había recibido tantas presiones de diversos sectores.El jurista, que inicia una nueva etapa en su vida profesional, también admitió que con el expresidente Leonel Fernández tuvo “mejores relaciones personales que institucionales”.

Aclaró que sentía que contaba con el respaldo de Fernández, y que entiende que éste tuvo que imponer su autoridad ante dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que no estaban de acuerdo “ni con mi designación ni con mi accionar”, al frente de la SCJ.

En una conversación con elCaribe  en su residencia, el jurista confesó que ya tocó el techo de la administración pública,  y que de ese ejercicio  le queda la experiencia y la satisfacción.

Después de catorce años y medio siendo presidente de la Suprema  Corte, a sus 65 años,  44 ejerciendo la profesión, ¿cómo se siente ahora, ocho meses después de su salida,  que inicia un proyecto en el sector privado de donde salió para asumir tan importante posición?
Me siento muy optimista con este nuevo proyecto. Estoy en mis aguas porque desde que me gradué me inicié en el ejercicio privado de la profesión. Lo que no vislumbré nunca es que a solo ocho meses de mi salida de la Suprema Corte pudiera emprender un proyecto de esta envergadura. Se trata de un proyecto muy ambicioso en razón de que las áreas de trabajo que pretendemos desarrollar son complejas, tanto en el aspecto de la consultoría como en el de la asesoría estratégica. Me siento como si estuviera naciendo, emprendiendo un vuelo hacia un espacio que yo conozco, pero que es totalmente diferente al que dejé atrás. En el aspecto personal. Algo que me llena de satisfacción es el hecho de que muchos funcionarios en la República Dominicana, luego de agotar su tiempo, no salen de la institución con buena imagen, sin embargo, en mi caso se ha dado un fenómeno muy importante y satisfactorio para mí y mi familia: el acto de lanzamiento del  proyecto  constituyó un respaldo sin precedente. Un respaldo, no a una empresa  sino un respaldo a su presidente, a su persona, su líder. Me llena de mucha satisfacción porque lo interpreto como un respaldo a mí, y no a mi salida, un respaldo a mi gestión en la Suprema Corte de Justicia.

¿Cómo contrasta esa epoca con el momento que significó su ingreso al puesto de presidente de la SCJ?
Fueron tiempos distintos y circunstancias totalmente diferentes. No estaba en mis planes ocupar una posición pública y no por falta de vocación en el servicio. Yo tenía un ejercicio privado intenso bien posicionado y quizás por primera vez revelé algo: cuando se me hizo la propuesta de ocupar una posición en la SCJ, yo hice muchas observaciones y objeciones porque no quería abandonar el ejercicio privado de la profesión para estar en una posición temporera. Porque cuando regresara al ejercicio privado era probable que, por un efecto natural de los reemplazos en los afectos, no encontraría esa clientela. Me convencieron con un argumento que en ese momento nadie discutía y era que los que se eligieron en aquella ocasión estarían hasta la edad de retiro, porque se hablaba de una inamovilidad permanente.

¿Cómo se desapega uno de un cargo de tanta influencia y poder cuando lo ha tenido por tanto tiempo?
Como decía Ortega y Gasset: “El hombre es él y sus circunstancias”. Yo no me aferro a nada y menos a posiciones públicas. Tengo por norma que el pasado se borra. Desaparece. Me queda la experiencia, me queda la satisfacción de que posiblemente hice las cosas bien, pero estoy totalmente desarraigado de  lo que tiene que ver toda la parte de gestión y administración de justicia del Poder Judicial. No me siento ni tronchado ni apesadumbrado. No siento que me hayan traicionado. El ser humano pasa por diferentes procesos y cada proceso tiene sus etapas. Y tanto la etapa mía como ese proceso en la administración pública terminó.

¿Ha sido muy duro reinsertarse en ese nuevo rol de consultar o es el tipo de persona que se adapta a los cambios?
Me adapto a los cambios totalmente y no tengo una filosofía camaleónica. No cambio con el tiempo. No soy hombre de resignación, sino un hombre de realidades. Esa fue una etapa de mi vida que se juzgará con el tiempo. El tiempo dirá si fue buena o si fue mala. Si lo que se hizo se hizo bien o se hizo mal. No siento absolutamente ninguna pesadumbre, eso terminó.  ¿Cómo me reinserto? Yo tengo mecanismos de defensa internos muy míos. Por ejemplo, desde mis años de estudiante me levanto a las seis de la mañana. No lo hacía porque era presidente de la SCJ. Durante los catorce años y medio que estuve en la SCJ, mi esposa Francia me enviaba todos los días mi cantina. Y no me la enviaba por dieta, sino porque yo no aprendí en la SCJ muchas cosas.

¿Cómo el cargo forjó su visión de la sociedad dominicana?
Lo más difícil de asimilar: no sabía que en una posición como esa se podían llevar al conocimiento del titular tantos intereses diferentes. Es una posición, que por su propia naturaleza, que es dirimir conflictos, todo el que iba lo hacía porque tenía un interés en un asunto determinado. Como abogado en ejercicio sabía que era complejo y aquí lo pude constatar, la enorme lucha de intereses que hay en cualquier actividad pública. Posiblemente el 99.8% de las personas que iba a mi despacho iba con un problema. No es crítico, porque precisamente el servidor público está para servir.  La mayoría  salía decepcionada.

¿Y eso cómo lo hacía sentir?
Bien, porque no los complacía. El rol mío no era complacer a los amigos sino de que la ley se aplicara. Eso me hizo perder muchos amigos. Los amigos que perdí fue a consecuencia de que no pude satisfacerlos en cosas que ellos querían. Durante ese tiempo quise alejarme lo más posible del Derecho, de la norma escrita y acercarme a la Justicia. Pero la mayoría de las veces era casi imposible.

¿Cuál momento destacaría en su interacción con el liderazgo político nacional, con el Poder Judicial y el Legislativo?
Siempre dije que tenía mejores relaciones personales que institucionales con el presidente Leonel Fernández, quien tuvo conmigo y con mi familia una deferencia inusual. Afectos recíprocos, pero yo todavía creo que en el plano institucional él tenía muchas reservas respecto a mi persona como presidente de la Suprema Corte. Sin embargo, durante toda mi gestión yo interpreté que recibí su respaldo y que posiblemente en más de una ocasión tuvo que imponer su autoridad entre los compañeros de su partido que no estaban de acuerdo ni con mi designación ni con mi accionar en la SCJ. Me distinguió y tengo la percepción que él hablaba mejor en el extranjero del presidente de la SCJ y del Poder Judicial, que aquí en el país. Creo que él entendía, no me cabe la duda, de que en su interior él se sentía orgulloso de lo que se había logrado en el Poder Judicial durante mi presidencia y me lo decían algunos colegas en el extranjero, a los cuales el presidente Fernández había visitado. Con el Poder Legislativo hubo poco acercamiento, posiblemente el más fructífero de esos acercamientos fue en tiempos de Andrés Bautista, siendo presidente del Senado, y Alfredo Pacheco, de la Cámara de Diputados, donde los tres hicimos una alianza a fin de lograr una modificación a la Ley de Autonomía Presupuestaria tanto del Congreso como del Poder Judicial, de la Cámara de Cuentas y de la Procuraduría, para un mayor porcentaje. Esa alianza estratégica nos dio buenos resultados pero también y quizás fue lo último importante de esa relación que, por primera vez en toda la historia de la República Dominicana, durante mi gestión la SCJ hizo valer la iniciativa legislativa sometiendo proyectos de ley directamente al Congreso que culminaron exitosamente. Por ejemplo, toda la estructura judicial de la provincia Santo Domingo fue un proyecto de ley emanado del Poder Judicial.  Creo que las relaciones interpoderes fueron muy buenas, a pesar de los choques que hubo. Hay que recordar enfrentamientos muy serios tanto con el presidente de la República, principalmente con el asunto de la inconstitucionalidad, y con el propio Congreso por la misma causa. Pero creo que por primera vez podemos decir que tuvimos un Poder Judicial totalmente independiente porque cuando asumimos -1997- lo que había era un órgano que hacía las veces del Poder Judicial. Cuando llegamos, lo convertimos en un verdadero Poder Judicial.

¿Su momento más difícil al frente de la SCJ?
(Reflexiona antes de contestar). El momento más difícil fue la decisión en el caso de Sun  Land porque nunca, durante el tiempo que permanecí frente a la SCJ, se recibió tanta presión de todos los sectores para que se fallara un asunto en base a lo que cada uno entendía que era o su interés o lo que realmente le interesaba al país. Después de 14 años al frente de la SCJ uno se da cuenta de que la gente mayormente no quiere justicia, sino castigo. La gente no se conforma con que haya justicia.

¿Qué momento no olvida?
El momento que voy a recordar siempre, en razón de lo poco probable que era, fue la visita al país del presidente de la Corte de Apelación francesa Guy Canivet.  También la asistencia al país de los 23 presidentes de las cortes supremas de justicia de Iberoamérica y el presidente de la Suprema Corte de Rusia. Cuando asumimos la presidencia de la SCJ, el país en materia judicial era totalmente desconocido.

¿Algún episodio en su vida que quisiera cambiar?
Una de las cosas de las que me arrepiento en el plano institucional, es el haber recomendado a personas como jueces que no se lo merecieron y no me refiero a jueces de la SCJ, con lo cual no tuve ninguna injerencia. En la vida privada no cambiaría nada.  Mi vida privada fue y ha sido una vida muy austera y muy modesta, cimentada en principios éticos.

Suprema Corte
Los amigos que perdí fue a consecuencia de que no pude satisfacerlos en cosas que ellos querían”.

Castigo
La gente mayormente no quiere justicia sino castigo. La gente no se conforma con que haya justicia”.

El Caribe

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Primera Plana

Escogen a Agelán Casasnovas como directora regional de la Asociación de Mujeres Juezas

Published

on

Santo Domingo.- La magistrada Esther Agelán Casasnovas, jueza de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia, fue elegida Directora Regional para Latinoamérica y del Caribe de la Asociación Internacional de Mujeres Jueces, por sus siglas en inglés IAWJ.

La decisión fue adoptada durante la 14ª_ Conferencia Bienal de la Asociación Internacional de Mujeres Jueces, que tuvo lugar en la ciudad de Buenos Aires, del 2 al 6 de Mayo del 2018.

La escogencia de la Coordinadora de la Comisión de Igualdad de Género del Poder Judicial fue hecha en base a sus méritos, el desarrollo de una labor sobresaliente en la materia y su vocación hacia la defensa del género, según destaca una nota de prensa de la Suprema Corte de Justicia.

Como parte de las actividades, durante el evento fue desarrollada la conferencia titulada “Construyendo Puentes entre las Juezas del Mundo”.

Tras su elección, la magistrada Agelán Casasnovas dijo la IAWJ tiene objetivo procurar la igualdad de género y la protección de los derechos de los grupos más vulnerables.

La Asociación Internacional de Mujeres Juezas aglutina a más de 5,000 miembros en 101 países y lleva adelante programas de capacitación y perfeccionamiento judicial en temas de género.

La IAWJ ha trabajado durante los últimos 25 años con las juezas de todo el mundo, colaborando con la capacitación y con temas de derechos humanos, a través de conferencias internacionales y regionales.

En el marco del programa emblemático denominado hacia una jurisprudencia de igualdad, ha desarrollado un importante y novedoso programa: “Perfeccionamiento Judicial en el Manejo de casos de Violencia de Género en República Dominicana”.

La delegación que participó en el evento estuvo integrada las juezas del Tribunal Constitucional, Leyda Margarita Piña y Katia Miguelina Jiménez, y las magistradas del Tribunal del Superior Electoral, Cristian Perdomo y Rafaelina Peralta; las juezas Sarah Veras Almánzar y Natividad Ramona Santos, de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo; Daisy Indhira Montás y Carmen Mancebo, de la Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional; Manuel Ramírez Suzaña, presidente de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Juan de la Maguana: Rosa Rodríguez Nina, presidenta de la Corte de Apelación de Niños, Niñas y Adolescentes de San Cristóbal, y Yumiris Tuitt Santana, jueza de la Primera Cámara Civil, Comercial y Laboral del Distrito Judicial de Hato Mayor.

listindiario.com

 

Continue Reading

Primera Plana

Roban una gemela recién nacida de la Maternidad Renee Klang en Santiago

Published

on

Santiago.- Una de dos gemelas, recién nacidas, robada este martes de la Maternidad  Renee Klang viuda Guzmán que funciona adyacente al hospital Presidente Estrella Ureña en Santiago.

Según familiares de la madre de la infante, una señora que ayer se mantuvo a rondando por esa unidad,  fue que cargó con la niña, por lo que le atribuyen negligencia o complicidad a sectores del centro.

La madre de las dos recién nacidas es Noelia Sánchez de 32 años de edad, residente en el sector Cienfuegos de esta ciudad de Santiago.

Las autoridades del centro hospitalario dijeron que están investigando el caso, pero que no podían ofrecer mayores detalles por el momento.

listindiario.com

Continue Reading

Primera Plana

Ratifican prisión preventiva de un año a «Chaman Chacra»

Published

on

Santo Domingo.- A Víctor Alexander Portorreal Mendoza, acusado de matar a su pareja, Reina Isabel Encarnación, y tres niños, el 4 de febrero, en el barrio Enriquillo de esta capital, le fue ratificada la prisión preventiva de un año a ser cumplida en la cárcel de San Pedro de Macorís.

Los asesinatos se habrían cometido el 4 de febrero pasado, pero no fue hasta el jueves 8 de febrero que moradores del sector, donde el imputado cometió los homicidios, reportaron a las autoridades un hedor que provenía de la vivienda, por lo que llegaron patrullas policiales y el cuerpo de bomberos, que abrieron la puerta y encontraron “la macabra escena”.

listindiario.com

Continue Reading

Edificio La República: Restauración No. 138, cuarta planta, Santiago, República Dominicana. Teléfono: 809-247-3606. Fax: 809-581-0030.
www.larepublicaonline.com  / Email: periodico@larepublicaonline.com
Copyright © 2021 Blue National Group