Conecta con nosotros

Opinión

“Lo Que No “Soporta” el Pueblo; Omar”

Published

on

Por: Freddy Núñez

En esta campaña electoral hemos tenido que “soportar” una serie de publicidad “Basura”, y la defino así, pues la verdad es que no sirve para nada, bueno, a menos que nos dé la oportunidad de llevar luz y conocimiento a los lectores de estas líneas.

Entre esa publicidad, hemos visto algo que se le ocurrió al hijo del presidente Leonel Fernández, Omar Fernández, vástago del primer matrimonio del mandatario, el cual tuvo que soportar algunas indelicadezas de la madre de Omar, cuando trabajaba en el banco Central, muchos dicen que los fuertes episodios de depresión de que padece Leonel Fernández, empezaron en aquella época de sufrimiento sentimental, pero ese no es el tema de nuestro escrito, vamos a ver que dice Omar y que le dice el pueblo a ese absurdo.

Antes de analizar el spot de marras, definamos que es soportar: según el  Diccionario Manual de la Lengua Española Vox,  2007 Larousse Editorial, S.L., Soportar es:

1-      Sostener o llevar encima una carga o peso y

2-      Sufrir, tolerar, padecer, aguantar, Aguantar con paciencia, dolor o resignación una cosa que no es agradable.

En el spot publicitario que estamos analizando, vemos como un joven muestra la foto del presidente Hipólito Mejía a unos transeúntes y estos dicen varias frases de rechazo a Hipólito Mejía, que Omar Fernández quiere que entendamos que ellos no “soportan” al candidato del PRD.

Ya vimos lo que significa soportar, entonces yo pregunto: ¿Lleva este pueblo encima a Hipólito?, ¿Sufre el pueblo algo por Hipólito Mejía?, ¿Tolera o aguanta con paciencia dolor o resignación algo que no es agradable por causa de Hipólito Mejía? Sé que algunos privando en inteligentes traerán las vicisitudes que paso el país en el periodo 2003-2004 durante el gobierno de Hipólito, incluso dirán con algunos números inventados, que la situación que vivimos hoy es causa de las acciones tomadas por Hipólito; Pero que Barbarasos son estos peledeistas!!?? Ocho años después siguen culpando a Hipólito de sus incapacidades e ineficiencias, a pesar de que la asociación de bancos de la república dominicana haber dicho hasta la saciedad que Hipólito tomo las medidas correctas durante la quiebra de los bancos, devolviendo el dinero a todos los ahorrantes, incluyendo 300 millones de pesos de Funglode, lugar donde Leonel Fernández guardaba su dinero, dijo la ABA que de no tomar Hipólito esas medidas el sistema financiero nacional hubiese colapsado, pero Mas aun todos los presidentes del mundo incluyendo Estados Unidos y Europa, en la crisis del 2008 tomaron las misma medidas que el presidente Hipólito Mejía.

Además en el año 2005, en el 2006 y en el 2007 en sus rendiciones de cuentos ante la asamblea nacional, Leonel Fernández dijo en todas esas ocasiones que sus medidas económicas habían eliminado y resuelto todas las consecuencias de los “disparates hechos por Hipólito” y que la economía se había recuperado, más aun en el 2008 ese mismo presidente le dijo al país que la crisis que se iniciaba en ese año no afectaría la economía nacional pues esta estaba “Blindada”, entonces Omar comenzaría diciéndote que lo que este pueblo no soporta son las mentiras de tu padre y la ineficiencias e incapacidades de su gobierno.

Otra cosa que no soporta el pueblo dominicano Omar, es tener que pagar los precios de los productos de primera necesidad y casi todos los demás tres, cuatro y cinco veces más caros que cuando Hipólito era presidente y vivíamos aquella locura; recuerdas un plátano 3 pesos, la libra de pollo a 38, el galón de gas a 25 pesos, y un sobre de café 2 pesos; pero ustedes llevaron el plátano a 15, el pollo a 55, el gas a 108 y un sobre de café 15 pesos, eso sí es insoportable Omar; es insoportable el precio de las medicinas, de los servicios, luz, agua y teléfono y el precio de los combustibles no se soportan.

Tampoco se soporta el nivel de delincuencia y criminalidad que mantienen tu padre, su gobierno y su partido, pues tienen en un estado de terror al pueblo, que teme ser víctima de un atraco, una violación o un asesinato; tampoco soporta la mala calidad de la educación y de la salud, así como los interminables apagones que tienen en zozobra a la ciudadanía; no soportamos el nivel de desempleo que tiene tu gobierno, donde nuestra juventud tiene que aguantar y sufrir vivir sin esperanzas, sin oportunidades, eso es insoportable.

Y como soportar la quiebra del sector agropecuario, de la industria y del comercio, ya que la economía está totalmente estancada; pero lo que menos soporta la ciudadanía es ver cómo sus escuelas, hospitales, medicinas, los recursos para combatir la delincuencia y la criminalidad, para el apoyo a la producción agropecuaria, a la industria, al comercio, para la mejoría de la educación, de la salud, están convertidos en Jeepetas y autos de lujo; fincas en los mogotes; mansiones; villas en bávaro y la Romana; helicópteros, aviones y yates; cuentas en euros, dólares y pesos, propiedad de los funcionarios del PLD, producto de la superextramega corrupción que tu padre a apadrinado en estos ocho años, eso sí es insoportable Omar.

Y es por el hecho de no soportar más esta situación en la que ustedes mantienen al pueblo dominicano que este los va a sacar del gobierno, votando abrumadoramente por el presidente Hipólito Mejía el próximo 20 de mayo, y poder comenzar a llevar una vida más soportable, forjando una mejor nación, pero para todos; no solamente para los miembros del comité político, algunos del comité central y de todos los infuncionarios del gobierno, que se han hecho megamillonarios con el dinero de este noble pueblo, que no soporta más esta desgracia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La Procuraduría General de la República y el MP deben amarrar el toro por los cuernos.

Published

on

Por José Cabral

Nadie sabe cómo se produce la formación de jueces y fiscales en la República Dominicana, a pesar de la existencia de las escuelas nacional de la judicatura y del Ministerio Público.

Cuantos disparates jurídicos se ven en los tribunales y las fiscalías de los diferentes distritos judiciales del territorio nacional, en unos más que en otros.

Cuando se tiene que litigar o acudir a los tribunales, por la razón que sea, llena de mucha amargura al que tiene que hacerlo.

Pero la asistencia a un palacio de justicia no sólo causa preocupación con ver a simple vista lo que allí ocurre, sino también por la forma en que se manejan las leyes en estas instancias.

Es un escenario donde los fiscales y los jueces hacen las cosas como a ellos les da la gana, muchas veces por irresponsabilidad y otras por incapacidad.

Tanto es así, que hay fiscales que tienen el cliché de que todo lo penal que proviene de una ley del derecho civil no es competencia del Ministerio Público.

Es decir, que el que comete fraude o falsifica documentos en el marco de una junta directiva de un condominio, el caso no es penal, sino civil, siempre de acuerdo a la visión del Ministerio Público.

Entonces, frente a esa incapacidad es como si no existiera la razonabilidad para determinar que cualquier ley del derecho civil tiene situaciones que por sus propias características entran en el derecho penal.

Esta situación genera en la actualidad una verdadera crisis con las actuaciones del Ministerio Público, cuyos miembros tienen unas actitudes que van a generar muchas vías de hecho por el manejo equivocado que se les da a los casos.

En el próximo artículo buscaré analizar el comportamiento de los jueces de los tribunales inferiores y de las cortes de apelación, quienes siempre recurren a la palabra clave para evitar la consecuente queja por una sentencia arbitraria emitida en contra de una serie de valores, principios y derechos constitucionales fundamentales, que es si no está de acuerdo con la decisión, recurra.

Continue Reading

Opinión

La Sede de la Corte Penal  Internacional en el Territorio de un Estado

Published

on

Por Rommel Santos Díaz

El artículo 3 del Estatuto de Roma dispone que la Sede de la Corte Penal Internacional  esté en La Haya, y que la Asamblea de los Estados Partes  aprobará un acuerdo entre la CPI y el Estado anfitrión.

El  artículo 3 (3) y 62 del Estatuto de Roma propone que la CPI también podrá celebrar sesiones en otro lugar cuando sea necesario  para un proceso o una serie de procesos  específicos.

Los Estados  Partes podrán disponer  que la Sede de la CPI esté en su territorio cuando  esto sea necesario o beneficioso.

Las Reglas de Prueba y Procedimientos  normalmente especificarán los procedimientos a tomar para que CPI  sesione fuera de su Sede.

Ninguna de estas disposiciones crea obligación alguna para los Estados.

Muchos Estados cuentan con legislación  y procedimientos administrativos  que permiten que el Tribunal Penal Internacional  para la ex Yugoslavia y el Tribunal Penal Internacional para Ruanda  celebre sesiones en su territorio.

Esta legislación y procedimientos podrían requerir una reforma mínima, para permitir que la Corte Penal  Internacional  también tenga su sede en su territorio.

Algunas veces, el hecho de celebrar un juicio en el  lugar en que se cometió el delito dará a las víctimas  un mayor sentido de justicia, ya que podrían claramente apreciar que la CPI funciona.

Finalmente, los Estados deberán tomar en consideración la posibilidad de permitir que la Corte Penal Internacional  funcione plenamente  en su territorio.

[email protected]

Continue Reading

Opinión

Un hospital en el “Maharishi”

Published

on

Por Nelson Encarnación

Los residentes en “los kilómetros” se han sorprendido con el anuncio de que en los amplios terrenos donde funcionó hace décadas un colegio conocido como “Maharishi”, se pretende construir un centro recreativo que estará a cargo del Ayuntamiento del Distrito Nacional.

A la sorpresa ha seguido el reclamo de que, en lugar de dicho centro, se construya un hospital general, en atención a que en esa zona no existe un establecimiento de salud de esa categoría ni de ninguna otra.

En realidad, toda esa amplia franja de territorio que va del Centro de los Héroes hasta el kilómetro 12 de la avenida Independencia (hacia el oeste de la carretera Sánchez), y de Sur a Norte, desde el Malecón hasta la avenida 27 de Febrero, solo existen dos centros médicos privados y ningún hospital del Estado.

Nos referimos a las clínicas Independencia y Real, mientras que el hospital más cercano es el Marcelino Vélez Santana, enclavado en la zona de Herrera, cuya capacidad se desborda solo con la demanda de la gran población del municipio Santo Domingo Oeste y vecindades que le rodean.

Es decir, la zona que mencionamos está compuesta de una numerosa población en su mayoría de condiciones económicas vulnerables que tiene que movilizarse a hospitales distantes para procurar una atención médica que no se puede costear en los escasos centros privados.

Desconocemos las razones por las cuales el Estado nunca ha contemplado la necesidad de dotar a la zona suroeste de la capital de un gran hospital, mientras se han realizado cuantiosas inversiones para la construcción de varias ofertas de salud en otros lugares, a veces establecimientos bien cercanos.

Ante esa realidad, el presidente Luis Abinader se consagrará como un preocupado por la salud de esa población si en los referidos terrenos, en vez de un indefinido “centro recreativo” se decidiera la construcción de un hospital que responda a las necesidades de salud de miles de personas marginadas de los servicios sanitarios accesibles.

En este caso yo abogo por la colectividad, no por unos cuantos que por intereses particulares quisieran que los terrenos del “Maharishi” siguieran bajo su usufructo.

De modo que, un hospital sería de impacto colectivo de un alcance mucho mayor que un innominado centro recreativo que nadie ha pedido. Presidente, tome esto como una solicitud formal.

Continue Reading

Edificio La República: Restauración No. 138, cuarta planta, Santiago, República Dominicana. Teléfono: 809-247-3606. Fax: 809-581-0030.
www.larepublicaonline.com  / Email: [email protected]
Copyright © 2021 Blue National Group