Conecta con nosotros

Opinión

Colombia: Las mentiras se gastaron y la verdad brotó como sorpresa

Published

on

Por Narciso Isa Conde

Las bases calumniosas de los motes despectivos de “terroristas”, “bandidos”, “narcoterroristas”… empleados contra los FARC y el ELN, han sido evidenciadas en grande y también sensiblemente resquebrajadas con el anuncio del gobierno colombiano favoreciendo el diálogo con las FARC y el ELN en busca de la paz.

De pronto, además, el contexto de la propaganda que sindicaba a esas organizaciones político-militares como “bandas en extinción” también se vino abajo.

El lenguaje guerrerista oficial ha menguado considerablemente, lo que no significa que no se vuelva a retomar en condiciones peores para los promotores de la guerra.

En los hechos, en lo inmediato, las fuerzas insurgentes han sido reconocidas como lo que son: organizaciones político-militares revolucionarias, marxistas-bolivarianas, comunistas, guevaristas, mariateguistas…

Han sido aceptadas como fuerzas beligerantes, como contrapartes del gobierno en un nuevo dialogo por la paz, como interlocutoras válidas frente a un Estado que por más de medio siglo se ha empecinado en imponer una guerra sucia tutelada por el poder imperial.

! Las mentiras se gastaron y la verdad brotó como sorpresa!

Crisis del guerrerismo oficial colombiano

Evidentemente el Plan Colombia y su derivado Plan Patriota, pese a la enorme logística y moderna tecnología estadounidense e israelí que los han nutrido, fracasaron. Y fracasó de nuevo junto a esos planes el esfuerzo destinado a derrotar militarmente la heroica insurgencia colombiana.

La línea guerrerista entró en crisis mayor. El poder dominante está dividido en cuanto a la pertinencia y efectos de su prolongación. La realidad les dice a unos (representados políticamente por el presidente Manuel Santos) que no es posible la pretendida victoria militar; mientras que las claques mafiosas paramilitares, militaristas y empresariales vinculadas al negocio de la guerra y la narco-corrupción, se empecinan en una política guerrerista cada vez más cuestionada y acorralada por la sociedad. Ahora están mucho más aislados.

De todas maneras Uribe, ya desenmascarado y embarrado como máxima expresión política de esos sectores, persiste en su alucinante afán guerrerista con cierto apoyo de la extrema derecha de EE.UU. y del continente, entre la que se destaca la venezolana.

Mayor acumulación insurgente

La FARC no pudo ser debilitada con las acciones puntuales ejecutadas en su contra, sino que supo encajar los golpes recibidos y reponerse cada vez. Aprendió de los reveses temporales y potenció sus energías militares, sociales y políticas. Se reestructuró, creció cualitativa y cuantitativamente, diseño nuevas tácticas, remozó su estrategia, amplio su inserción en el tejido social rural, urbano y suburbano, y en toda la diversidad étnica-cultural y social.

Avanzó notablemente en el seno de la juventud, del pueblo empobrecido, las mujeres y las poblaciones originarias.

Supo, además, enriquecer y renovar su pensamiento revolucionario, potenciándose como ejército popular bien dotado, milicias irregulares, partido comunista clandestino, movimiento patriótico bolivariano y parte de un sistema de alianzas de gran amplitud y firmeza.

El ELN, por su parte superó dificultades, corrigió errores en cuanto a la salida política al conflicto armado en el contexto de la hegemonía uribista, afirmó su política revolucionaria, articuló mejor sus planes de expansión y sus políticas de unidad, y derrotó embestidas y maniobras enemigas, conservando sus áreas de implantación política y social.

Al mismo tiempo avanzó la cooperación y la unidad entre ambas fuerzas insurgentes.

Las luchas políticas sociales ha crecido impetuosamente a escala nacional y los movimientos sociales activos se han multiplicado y fortalecidos en medio de la multi-crisis crónica del capitalismo y de los efectos devastadores del neoliberalismo y del terrorismo de Estado.

Mas allá de la insurgencia armada -y sin chocar ni competir con ella, más bien complementándose ambas- se ha conformado una gran torrente de fuerzas político-sociales civiles, con definida actitud contestataria, que exige cambios estructurales, nueva institucionalidad, transformaciones sociales y políticas de fondo en el sentido de alternativa real al neo- liberalismo y a la seudo-narco-democracia vigente.

La expresión mas estructurada, potente y esperanzadora de ese torrente es el Movimiento Marcha Patriótica, que a raíz de su lanzamiento y de los meses posteriores ha exhibido un formidable poder de convocatoria y capacidad atractiva.

Así, el vacío político -resultado de la declinación del bipartidismo tradicional (conservadores y liberales neo-liberalizados), de la crisis y división de la “nueva derecha” y de la creciente dispersión y reducción del Polo Democrático (centro-izquierda, o más bien centro), tiende a ser llenado por esta nueva fuerza expansiva e innovadora, que cuenta con liderazgos tan impactantes como el de la ex-senadora (groseramente criminalizada) Piedad Córdoba, expresión de dignidad, combatividad y talento político.

Ella (Piedad) también ha sido inspiradora del espacio conocido con el nombre de Colombianos/as por la Paz, que reúne a centenares de prestigiosos intelectuales dedicados/as a sembrar la idea de la paz a través de una salida política al conflicto armado capaz de superar las causas estructurales e históricas de la guerra y la violencia.

Tanto ha calado ese reclamo de paz –resistido por años por un Estado guerrerista y por los negociantes de la guerra- que el actual gobierno de Santos no ha podido ignorarlo ni evadirlo en un momento en el que el respaldo a la búsqueda de la paz a nivel de encuestas representa casi el 70% de población consultada.

A esto se suman las enormes dificultades que encierra la prolongación del conflicto armado, ahora en condiciones mas adversas para el Estado y para la gran burguesía, incluidas las enormes obstrucciones que su continuidad en ascenso le generaría al modelo exportador y mega-minero que la clase dominante gobernante tiende a potenciar en el contexto de la globalización neoliberal; así como a las vitales relaciones comerciales con Venezuela, principal mercado de la industria manufacturera colombiana y principal fuerte de combustible.

Es esa compleja realidad y esa combinación de factores lo que influye determinantemente en el nuevo giro gubernamental hacia los nuevos diálogos de paz, auspiciado bajo presión nacional por el presidente Santos y los sectores de la gran burguesía local y de la burguesía transnacional que representa, en un intento de reducir presiones y contener el deterioro.

Intereses y objetivos contrapuestos en el referido diálogo.

Es claro que las FARC y el ELN, con su actitud proclive a una salida política al conflicto armado, no simplemente procuran una precaria inserción política legal dentro del sistema imperante y una que otra reformas; si no, que desde su acumulado histórico y desde el poder adicional de las nuevas fuerzas emergentes movilizadas, apuestan a un cambio político y social realmente alternativo al sistema imperante; esto es, procuran la apertura de un periodo de transición a partir de transformaciones de calidad y profundidad en todos los ordenes y de reconquista de soberanía nacional-popular y democracia claramente planteadas.

El gobierno, por el contrario, intentará reciclar el sistema, apaciguar luchas con concesiones limitadas y desmovilizar la insurgencia a cambio de poco. Mientras el imperio peleará su hegemonía y presencia militar, inaceptables para el pueblo. La contradicción esencial continua en ese y todos los escenarios.

Acontece, sin embargo, que la contraparte revolucionaria, además de haber mostrado mucha firmezas y claridad de objetivos, ha aprendido mucho de las experiencias negativas de “paz negociada” en su propio país y en Centro América y cuenta además con un cuadro continental y mundial mucho mas favorable y un país cada vez más convulsionado por el acenso de la ola social y política que clama cambios e independencia de verdad.

La multi-crisis del sistema capitalista lejos de aminorarse se profundiza y se extiende.

La oleada transformadoras se diversifica, teniendo hoy en Colombia una de sus expresiones mas altas, acompañada del accionar de fuerzas de vanguardias antiimperialistas y anticapitalistas profundamente enraizadas en todos los combates y con claras claros miras hacia el socialismo bolivariano y el comunismo del XXI.

Un nuevo periodo -no por promisorio menos difícil- está marcha en Colombia, lleno de obstáculos, complejidades y sorpresas.

Un periodo en el que la lucha por la paz asume una nueva dimensión movilizadora, pero cuya garantía de avances y logros se coloca lejos de la ilusión o el cretinismo pacifista y muy cerca de la combinación efectiva de diversas modalidades de lucha, la defensa de lo acumulado en el terreno militar y del mayor despliegue integral de la fuerzas alternativas: unas con el poder disuasivo y/o confrontativo de las armas vinculada al pueblo rebelde y otras solo con el enorme poderío de la indignación movilización social, cultural y político en dirección a la creación de poder popular y hegemonía política. Ambas sumadas dan victoria popular-nacional con vocación continental.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opinión

Perú: La “toma de lima” apuntando a la insurgencia general

Published

on

Por Narciso Isa Conde

Y cuántas experiencias valiosas y ejemplos a seguir en el presente se derivan de ellas para nuestro país y Nuestra América.

El golpe congresual al Gobierno de Pedro Castillo y la entronización del fujimorismo disfrazado, operaron como detonante de una nueva situación potencialmente insurgente.

La traición de la Vice Presidenta Dina Boluarte, colocada al frente del nuevo gobierno usurpador de matriz imperialista-oligárquica, no pudo ser ocultado, como tampoco la determinación de imprimirle al accionar gubernamental una línea radicalmente contraria a los compromisos implicados en la derrota de Keiko Fujimori; muchos de ellos evadidos por el propio Castillo, sometido desde su ascenso a la presidencia al impacto de un proceso sedicioso y desestabilizador, que ciertamente no supo encarar con la firmeza, astucia y radicalidad debidas.

Encaje legal del Banco Central, ¿Por qué se toma esta medida?
Encaje legal del Banco Central, ¿Por qué se toma esta medida?
El pueblo rechazó de entrada la acción artera y no tardó en tomar las calles, exigiendo la disolución del Congreso y la convocatoria de una Constituyente Soberana y nuevas elecciones anticipadas al calendario electoral establecido. Demandas cruciales y pertinentes en Perú y en no pocos países de la región.

· ASCENSO DE LAS PROTESTAS Y DEMANDAS POLÍTICAS TRANSFORMADORAS

Desde entonces Perú está ardiendo y con razón: tan prolongada, intensa y cruel ha sido la opresión histórica y actual a la que ha sido sometido…tan doloroso el desprecio y el abuso colonialista, clasista y racista a sus pueblos originarios y a la sociedad empobrecida… que nuevamente ha decidido rebelarse en forma persistente y radical.

El clamor popular y los reclamos más sentidos retumban todavía en calles y plazas:

-Abajo el fujimorazo encubierto.

– No al neoliberalismo empobrecedor y agresivo.

-Disolución del Congreso golpista, corrupto y corruptor.

-Fuera la partidocracia pervertida y conservadora, que periódicamente se recicla bajo un orden electoral amarrado y degradado.

· HACIA LA TOMA DE LIMA: EN LA MASIVIDAD DE LA INSURGENCIA ESTÁ LA CLAVE

Y pasan días, semanas y siguen retumbando en la Cordillera de los Andes y en todo el país las voces del colectivo indígena-popular, esta vez desplazadas a la impresionante TOMA DE LIMA, exigiendo un alto a la oligarquía voraz y al neofascismo, un alto a la masacre policial-militar. Abajo el Gobierno golpista. ¡Fuera el Congreso ultraderechista! ¡Constituyente Soberana y Popular!

Más de 50 muertos no tienen ni las marchas multitudinarias, ni los paros, ni la toma de territorios con un tono cada vez más insurgente.

En la masividad ascendente de las protestas ha estado la clave de su avance.

Así el pueblo peruano, su población indígena vejada, se ha apropiado de lo que el progresismo ambiguo de Pedro Castillo no se atrevió oportunamente a ejecutar.

En fin, ejercicio ejemplar de soberanía popular.

Ejercicio estelar de democracia de calle, reclamando crear democracia real vía Proceso Constituyente, que es la vía del cambio estructural y de la transición hacia un modelo realmente alternativo.

Transición transformadora, que en su decadencia, el soberbio Poder Constituido se empecina siempre en bloquear a sangre y fuego; realidad que no deja abierta otra ruta que sea la de la insurgencia popular, por el momento desarmada…Pero…

· ATENCIÓN A LA RUTA INSURGENTE

Atención: son muchas las señales de que está en marcha una ruta insurgente y no en cualquier país, sino en el país de Tupac Amaru y Mariátegui, de insurgencias y guerrillas recurrentes, de experiencias como las del MIR, ELN, MRTA, Sendero…

Un país de levantamientos indígenas y afro-peruanos, de numerosas rebeldías armadas y no armadas, remotas y recientes; y, además, el país de un Velazco Alvarado enfrentado a la ultraderecha militar y a la seudo-democracia podrida, todavía vigente. Un país, en fin, de contrastes sociales súper-explosivos y creaciones heroicas, ahora de nuevo en gestación.

Ciertamente en el Perú las derechas y ultraderechas desacreditadas están jugando con fuego.

El hartazgo popular ha llegado a niveles impresionantes. Y aunque son evidentes los déficits de unidad, liderazgos articuladores y nuevas vanguardias… la necesidad de la transformación puede ir creando las condiciones para su surgimiento.

La creación heroica está en marcha y no hay de otra para triunfar

Cuanta simulación estuvo presente en su sistema judicial respecto al tema corrupción-impunidad al interior de un sistema institucional que no iba más allá del modelo gringo de “transparencia institucional” y “participación ciudadana”.

¡Cuánta antidemocracia oculta!

Y cuántas experiencias valiosas y ejemplos a seguir en el presente se derivan de ellas para nuestro país y Nuestra América.

Acompañemos con un alto espíritu solidario la más alta expresión actual de una oleada libertaria que es preciso hacer crecer y expandir, porque la revolución se facilita y potencia si es continental.

En Tupac Marú, Bolívar, Manuelita, Martí, Duarte, San Martín, Morazán, Toussaint, Mariátegui, el Che, Fidel, Chávez, Minerva, Caamaño… nos encontramos todos y todas, en dirección a la nueva independencia, la democracia real y las transformaciones socialistas.

Continue Reading

Opinión

Perú sigue ardiendo

Published

on

Por Melvin Núñez

Hace días publiqué un artículo con poca fortuna titulado ¿Arde Perú?: que arda. En ese momento, persistía el bloqueo de los grandes medios a las protestas que ya estremecían al país pero que esos medios y la derecha habían declarado inexistentes.

Hoy en día hay más víctimas mortales en Perú que días de instalado tiene el gobierno y la poblada no amaina, aumenta.

Todavía se refieren a la situación como el producto de la acción ilegal del Perro Castillo intentando un auto golpe y con eso creen obviar la verdadera responsabilidad de la crápula política peruana que es la única y verdadera culpable.

 Nunca aceptaron a Castillo e hicieron hasta lo imposible para inutilizarlo y justo cuando se aprestaban a interponer por tercera vez un recurso para destituirlo Castillo, debilitado, sin destrezas, sin gente, acosado y perseguido arma un intento chapucero para desconocer el Congreso.

 Su torpeza la está pagando en la cárcel pero eso no legitima en nada a los verdaderos golpistas: la derecha peruana y una parte no pequeña de la clase media limeña y otros sectores “modernos”.

Pobre indiada.

Pobre Perú.

Pero esta vez se han levantado. La indiada del Cuzco aliada con el campesinado de las llanuras y del altiplano. Los pobres de todas partes subiendo hacia Lima. El desafío de “los condenados de la tierra” de Fanón.

En el Perú se gesta un ajuste de cuentas histórico. Ya sé que los poderosos no se lo creen. Bueno, que no se lo crean. Allá ellos.

Se que las antiguas izquierdas inmersas en las agendas de género y desnaturalizadas ni oyen ni entienden, Que así sea y allá ellos.

Está bastante claro que los demás ven el caso peruano a la distancia. Pocos entienden lo que está pasando y menos aun son los que logran imaginar un desenlace.

En Perú, los pobres de siempre dijeron basta y ni ellos mismos saben hacia donde van, pero si tienen claro algo:  Puteados, discriminados, preteridos son parte de ese nuevo mundo que está naciendo y cuyos contornos, como antes del amanecer, apenas se vislumbran. Pero tras el alba, otro amanecer. Claro, lúcido.

Qué bueno que así sea. Que importa que nuestros idiotas no se den cuenta de lo que acontece. Que importa que critiquen y condenen mi entusiasmo por la revuelta peruana. Como decía un antiguo estribillo de tabernas en Francia:

A la salud de los enamorados

A la salud del rey de Francia

Y mierda a la reina de Inglaterra

Que nos ha declarado la guerra.

 Nota: Cualquier semejanza con la situación dominicana es intencional.

JPM

Continue Reading

Opinión

La habilidad de desaparecer los bienes públicos.

Published

on

Por. Isaías Ramos

Nuestra clase política ha desarrollado unas habilidades, destreza y malas mañas para desapoderar al pueblo de sus bienes y recursos, las cuales, si fueran utilizadas con el fin de trabajar por el bien de todos los dominicanos, hoy nuestra nación estaría en esferas política, económicas y sociales envidiables para el mundo que nos rodea. Lamentablemente, no ha sido así.

De nuevo nuestro Congreso Nacional y el pueblo dominicano estará a prueba con la persistente y consistente intención del Poder Ejecutivo de buscar la aprobación de la Ley de Fideicomiso Público. Las experiencias pasadas de robo y saqueo que han sido aprobados por pasados Congreso Nacionales como fueron el contrato leonino y perverso de la Barrick Gold y el famoso peaje sombra por mencionar solo dos de tantos, no ha servido para que el pueblo pare de una vez y por toda a esta clase económica y política que siempre se ha beneficiado del trabajo y recursos de la nación.

En declaraciones del presidente mexicano López Obrador, en alusión a unos congresistas que se oponían a la eliminación de esos instrumentos de robo y saqueo al que había sido expuesto el pueblo mexicano, se refirió de la siguiente manera “Es lamentable que legisladores estén defendiendo a ladrones, a gente deshonestas” concluyó la cita.

Dejemos para nuestra imaginación que dirían hoy los tres pilares que fundaron esta partidocracia, el Profesor Juan Bosch un hombre íntegro, el Dr. Joaquín Balaguer un patriota y el Dr. José Francisco Peña Gomez el hombre del pueblo. Es inimaginable la frustración que sintieran a tales despropósitos de sus herederos.

Es importante que  legisladores conscientes de este momento histórico sepan  de qué lado van a estar:   si van actuar para complacer apetitos particulares de partidos, colores que representan  o se van a poner los colores de la patria y defenderán La Constitución que declara nuestro Estado Social Y Democrático De Derecho.   Es inaceptable que los recursos del pueblo se utilicen para la creación de fideicomisos públicos donde fungen más como actos jurídicos y financieros que como entidades orgánicas públicas, dotándolos de una naturaleza esencialmente privada.

En otras palabras, es violatorio a los artículos 7 y 8 de nuestra Constitución, destruyendo la esencia de un Estado Social para convertirlo en un Estado de Mercado puro y duro. Con este instrumento, el gobierno entrega los bienes del pueblo a una fiduciaria para su lucro propio, lo cual,  es opuesto a los fines de nuestra constitución y nuestras leyes, las cuales, deben en ocuparse de garantizar nuestro derechos económicos y sociales.

En el Frente Cívico Y Social entendemos que el pueblo dominicano y los políticos conscientes del país, deben aprovechar esta ocasión, primero  para impedir esta horrible intención de esa élite política y económica;  segundo,  exigir la eliminación de esos fideicomisos existentes que están creando una deuda paralela enorme y que está creciendo como una bola de nieve; y,  tercero, proponer una corporación autónoma y soberana similar a  Singapur, Noruega y otros países, donde esos bienes públicos estén bajo el paraguas de un sistema de seguridad social.   Bajo ese esquema se empeñaría a pagar esa enorme deuda social acumulada a sectores tan básicos como son la salud, educación, vivienda, pensiones digna y creación de empleo,  entre otros, donde sus inversores sean los trabajadores dominicanos y también los mayores beneficiarios.

 

 

 

 

Continue Reading

Edificio La República: Restauración No. 138, cuarta planta, Santiago, República Dominicana. Teléfono: 809-247-3606. Fax: 809-581-0030.
www.larepublicaonline.com  / Email: periodico@larepublicaonline.com
Copyright © 2021 Blue National Group