Conecta con nosotros

Opinión

El ejemplo de Dilma Rousseff

Published

on

Por Andrés L. Mateo

Durante la campaña electoral Danilo Medina visitó a Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil, y su imagen se hizo familiar entre nosotros. Parecía que desde la estrategia de la comunicación congraciarse con ella significaría asumir su modelo de acción pública. Si es así, es importante que los dominicanos sepan lo que está ocurriendo hoy en el Brasil, porque el ejemplo de Dilma Rousseff frente a la corrupción ha privilegiado el bien común, y ella misma, como jefa de Estado, ha colocado por encima de la militancia partidaria sus responsabilidades como gobernante.

Hace unos días se inició lo que la prensa brasileña ha denominado “el juicio del siglo”, un espectacular despliegue de la justicia para establecer los grados de culpabilidad a los 38 acusados, altos dirigentes del Partido del Trabajo, el partido oficial; quienes tejieron una red de corrupción conocida como “El mensalao”, que era una paga mensual a diputados a cambio de apoyo congresual. Se trataba de un esquema de desvío de dinero público para pago de sobornos, en el que se involucraron figuras relevantes del gobierno del Partido del Trabajo, como José Dirceu ex ministro de la presidencia del gobierno de Lula. El caso es considerado “el más atrevido y escandaloso hecho de corrupción y desvío de dinero público descubierto en Brasil”, y sus resultados son cruciales para una sociedad como la brasileña, en cuyo seno la corrupción de los funcionarios públicos era vista como “algo natural”.

Diferente a Lula, Dilma Rousseff ha mostrado determinación para enfrentar la corrupción dentro de su mismo partido, sin importarle la dimensión de los personajes de la estructura de poder que la sustenta, y el año pasado seis ministros de su gabinete se vieron obligados a renunciar por denuncia pública de corrupción, y tres de ellos están sometidos a los tribunales. Esa es la única forma de quebrar el predominio de los grupos políticos que persiguen el poder armados de la ideología patrimonialista del Estado. Práctica que ha sido común, históricamente, al Partido reformista, al PRD y al PLD, que han gobernado después de la muerte de Trujillo.

¿Es éste el modelo de gobernante que Danilo Medina nos quiso vender en la campaña, exhibiéndose al lado de Dilma Rousseff? ¿No es asumiéndola como un valor de paradigma que la imagen de la presidenta del Brasil interactuó con nosotros en la campaña? ¿No son sus actos contra los corruptos de su propio partido los que el pueblo dominicano espera que Danilo reproduzca aquí contra los corruptos del suyo?

Poco a poco, sin embargo, el Danilo Medina que nos restregó en los ojos a Dilma Rousseff durante la campaña se va alejando de su modelo. Muchos de sus ministros deberían estar encarpetados en un “juicio del siglo”, y en cambio, en su mayoría han sido ratificados. Por ello, los aspavientos contra la corrupción parecen diluirse en los aguajes propios de búsqueda de la legitimidad para imponer un paquete fiscal que aumente los impuestos. Y la fuerza del partido actúa como manto protector que permite que funcionarios altos, medios y pequeños, se apropien de un porcentaje de la riqueza social. En nuestro país este porcentaje alcanza cerca del 4% del PIB.

Lo que asombra verdaderamente es la visión tan aldeana del Estado que a la altura del siglo XXI se tiene, porque esa ideología conchoprimesca subsiste íntegramente, y los corruptos son tan recurrentes en la vida institucional dominicana, que el sentido común ha terminado por coexistir con ellos como algo natural. Si Danilo Medina no tiene suficiente coraje para enfrentarse a esta realidad, y la troica partidaria lo domina, no debió haber asumido el modelo de Dilma Rousseff, quien, como él mismo, fue beneficiaria de la corrupción de sus conmilitones, pero a la hora de juzgarla se ha enfrentado a los “santos varones” de la dirección del partido.

El gobierno apenas comienza y uno ya siente que la corrupción ha quedado intacta en el centro mismo del Estado. Y está ahí, burlándose de todos nosotros, con su hocico de perra, su baba de perra y sus lúgubres ojos de perra.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opinión

Se ha ido todo un gigante del romanticismo y la nueva trova.

Published

on

Por José Cabral

En las ultimas horas se ha ido de esta dimensión un gigante de la canción y la música en sentido general y me refiero a un grande como Pablo Milanés.

Este artista extraordinario, tal vez incomparable, que está por encima de cuestiones ideológicas, llegó al corazón de la gente que no busca otra cosa que recurrir al sentido humano de la vida.

Pablo Milanés fue dotado por la naturaleza de un talento tan especial que sus canciones son como un homenaje a la ternura y al amor.

Lo conocía como al que más, pero nunca lo vi, lo cual desde la perspectiva de su grandeza y su sensibilidad no tiene ninguna trascendencia.

Pablo Milanés era no sólo portador de una buena afinación, de geniales interpretaciones, sino también de una pluma brillante, encantadora, porque lo que contaba calaba.

Pablo Milanés vivirá para siempre en las mentes y los corazones de los amantes de la buena música, de canciones profundamente románticas y adaptables a cualquier realidad de las tantos que ocurren cada noche, cada tarde, cada mañana y en todos y cada uno de los rincones del planeta.

Lo ideal hubiera sido que nunca se fuera físicamente, pero se trata de un proceso inexorable para todos el que viene a este mundo.

Pablo Milanés logró convertirse en interprete de los detalles que convierten la existencia humana en más importante que solo vivir por vivir.

Este grande del canto y de la música transmitía en sus canciones lo dulce que es la vida, que tan grande es el amor por lo suyo, por su patria y por la humanidad.

Su fallecimiento es motivo de luto de norte a sur, de este a oeste, de un confín a otro del globo terráqueo, porque con sus producciones y su canto se paseó por el mundo para repartir amor y un romanticismo que lo volvió un gigante.

Se ha ido Pablo Milanés y se ha apagado una estrella de amor y romanticismo.

Que Dios lo acoja en el rincón más amoroso y romántico del más allá.

Paz a sus restos!

Continue Reading

Opinión

Un gobierno atado al pasado

Published

on

Dr. Isaías Ramos

El gobierno del PRM ha demostrado no tener la suficiente capacidad para desenredar y desatar la camisa de fuerza que heredó de los gobiernos más corruptos de nuestra historia republicana, pero que también fueron capaces de estructurar una mafia institucional que continúa a su servicio y les garantiza impunidad.

La falta de planificación, eficiencia y coraje del PRM los petrificó, por lo que no cumplieron con lo prometido.

Han pretendido continuar con ese círculo vicioso de pactar con los corruptos y darle sostenibilidad a la impunidad. Han llevado casos a la justicia para dar al pueblo pan y circo, pero las instituciones llamadas a hacer justicia continúan secuestradas por el poder político corrupto.

Tampoco han hecho algún esfuerzo por rescatar de las calles a casi un millón de jóvenes que ni estudian, ni trabajan, fruto de esa política perversa creada y sostenida de aquel famoso método, de que es mejor “pagar para no matar”, en lugar de educar, capacitar y crear condiciones para la creación de oportunidades.

Hoy esos jóvenes son materia prima de los antisociales y grupos delictivos, razón por lo que nuestras calles están invadidas y tomadas por los grupos delincuenciales y generadores de violencia, rebosando la capacidad de repuesta del Estado.

Mientras no se establezca un programa a nivel nacional de rescate, capacitación y oportunidades para esos jóvenes víctimas de esa aberración política y social, el crimen, la violencia y el caos continuarán en crecimiento desmedido.

Este gobierno ha continuado la misma indiferencia, establecida a partir del 1996, hacia el sector agropecuario e industrial; continúan con esa política de decir mucho y hacer poco o nada a favor del productor nacional. La misma política de favorecer a importadores esporádicos que dañan y perjudican a nuestros productores y benefician a los importadores privilegiados.

El mismo sistema de endeudamiento: inmoral, irresponsable e injusto, comprometiendo a generaciones que ni siquiera han nacido. Como muestra, la semana pasada se aprobaron préstamos por más de 400 millones de dólares y en la presente, por unos 212 millones de dólares, con la agravante de que ninguno de estos préstamos va dirigidos a infraestructura o inversión productiva.

Continúan con la misma política de neoliberalismo salvaje, establecido para robar y saquear al pueblo de manera legalizada, los vicios de las alianzas público-privadas y los fideicomisos se acrecientan, esperando el mismo fin que el famoso “peaje sombra” y el mismo método de mercado, para engañar, manipular y envolver a la población y venderles sueños.

Cuando la población despierte ya el daño estará hecho. (Recordemos el peaje sombra, que nos costó más de 1,315 millones de dólares).

Este gobierno, con sus hechos nos ha demostrado que está comprometido con el pasado nefasto, por lo que se ha dejado atar por ese círculo vicioso de la impunidad selectiva que cada día nos arrastra hacia la miseria y desesperanza de este pueblo.

La élite política económica de ayer continúa siendo la misma de hoy.
Estamos ante un sistema de partidos que ha creado una especie de reparto del botín nacional.

Reparten y comparten, constituyen carteles que anulan la competencia política, económica y social, y se distribuyen los beneficios entre los “socios” del poder político.

Han creado un cártel de “líderes” políticos de unos pocos partidos del sistema, como si fueran socios corporativos. Se protegen entre sí en la impunidad, tanto en lo económico como en lo político.

El presidente de la república comienza a tomar medidas que se debieron implementar desde que comenzó a gobernar, como es el cumplimiento de las leyes migratorias.

Nuestro país ha sido invadido de manera pacífica a partir del 2010, cuando traidores a la patria decidieron dejar la frontera sin control para hacerse los graciosos ante organismos internacionales y países propiciadores de la fusión de la isla.

Desde el Frente Cívico y Social reafirmamos que llegó la hora de que el pueblo dominicano conozca la realidad política en que vivimos, para que a partir de ella formemos un proyecto puro y sin manchas, donde la pureza de la palabra sea más que una consigna y se convierta en nuestro precepto de vida, donde el objetivo sea edificar una nación bajo los principios y valores que le dieron origen a nuestra patria y así establecer un país en el que reine el orden, la justicia y la igualdad de oportunidades.

¡RD si puede!

Continue Reading

Opinión

Capitalismo es desigualdad

Published

on

Por: Narciso Isa Conde 

Es muy posible que en no pocos país de Nuestra América, todavía esté pasando lo que acontece en República Dominicana en torno a las investigaciones y análisis sobre pobreza y desigualdad, y las propuestas de políticas públicas que evaden sus raíces sistémicas y la necesidad cambios que enfrenten la voracidad de las oligarquías capitalista y del gran capital transnacional, pretendiendo reducir desigualdades sin desplazar su supremacía dentro del poder constituido.

En una parte de los países totalmente subordinados a esa dominación, se puede observar la existencia de diagnósticos de buen calibre, sin propuestas alternativas.

Incluso se incluyen en ellos denuncias de realidades sociales dramáticas, sugiriendo superarla si alterar las características de los Estado y el control que sobre él ejercen ellos las elites capitalista mundiales y locales, y las partidocracias involucradas en procesos de acumulación originaria de capital.

Un estudio reciente realizado por el Ministerio de Economía dominicano revela que aquí la desigualdad es más dramática de lo que se decía; develando ahora que el 10 % más pobre recibe el 1 % del ingreso nacional, el 10 % más rico recibe el 55 %, el 90 % controla el 45 %, las 100 mil personas más ricas reciben más ingresos que ocho millones de personas.

El crecimiento de la economía en dos décadas, a un promedio anual del 5 %, se ha concentrado arriba.

· CAUSAS OBVIADAS.

Esto es consecuencia de la dinámica perversa de un capitalismo, que aquí y en el planeta, impone «progreso» a costa de la desgracia de gran parte de la humanidad y del deterioro su casa común: la Madre Tierra; realidad que se sigue agravando a consecuencia del neoliberalismo, privatizaciones, parasitismo financiero, gansterización sistémica y dominio opresor de los mega-capitalistas.

El referido estudio, claro está, no llega a esas profundidades y en eso y en sus recomendaciones amarradas a esa formación económico-social y al poder constituido, consiste su gran debilidad. Porque esta desigualdad ni se reduce, ni se supera, sin enfrentar el capitalismo actual, sin desplazar del poder constituido a los mega-capitalistas y sin sustituir esta institucionalidad antidemocrática.

Los/as responsables de esa investigación y ese análisis de la pobreza, posiblemente con las mejores intenciones del mundo, han declarado que reducir la desigualdad es la principal prioridad del país. Pero la verdad es que podría serlo para el país, no lo es para este capitalismo, ni para este Estado y este gobierno, ambos colonizados y cuasi privatizados.

Eso no está en su agenda real.

El capitalismo -menos aún el capitalismo imperialista neoliberal- no es un sistema para satisfacer necesidades humanas, sino para expandir y concentrar el capital, a base de obtener el máximo de ganancia para sus élites.

Es ambientalmente insustentable y hasta su fase keynesiana y liberal-democrática ha sido sepultada y reemplazada por un elitismo neo-conservador, recolonizador, con fuertes componentes neofascistas;

Se trata de un proceso realmente imposible de revertir sin cambios estructurales profundos.

Tal dinámica se torna cada vez peor cuando NO hay decisión de gobernar sin la tutela de EU y el gran capital local y transnacional, en tanto la colonialidad, la privatización de lo social, elgobierno de multimillonarios, el neoliberalismo duro, el racismo, el ecocidio y el partidismo corrupto, siguen disparando las desigualdades.

Aquí, con el Presidente Luis Abinader gobiernan los mega-ricos Vicini, Bonetti, Rainieri, Risek… el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), las Cámaras Minera y Americana y un Congreso corrupto y neofascista; y hay que presupuestar que las derechas y las ultraderechas pro-imperialista actúan en forma parecida en escenarios similares.

Lo demás es puro adorno mercadológico junto a loables esfuerzos técnicos-intelectuales, que podría ser útiles para gobiernos alternativos, pero jamás propósito de quienes gobiernan para enriquecer minorías, empobreciendo territorio y seres humanos.

Continue Reading

Edificio La República: Restauración No. 138, cuarta planta, Santiago, República Dominicana. Teléfono: 809-247-3606. Fax: 809-581-0030.
www.larepublicaonline.com  / Email: periodico@larepublicaonline.com
Copyright © 2021 Blue National Group